Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de septiembre de 2019

Escritorio

Economistas recomiendan bajar la tasa de interés

Este jueves se efectuará la reunión de Política Monetaria del Banco Central, donde se definirá si se mantiene o reduce la tasa de interés interbancaria. A modo de propuesta, el Grupo de Política Monetaria recomendó mantener el indicador en el actual 5 por ciento nominal, aunque no descartó una reducción durante los próximos meses. Esta disminución, según varios economistas, se concretará de forma inexorable.

Narayan Vila

  Miércoles 12 de junio 2013 18:20 hrs. 
banco central

Este jueves, a las 18:00 horas, el Banco Central informará si mantiene o reduce la Tasa de Política Monetaria (TPM).

Varios economistas prevén que este indicador no sufrirá variaciones durante este mes, sin embargo, estiman que se reduciría en 0,25 puntos porcentuales, en julio o agosto, y hasta un 0,5 por ciento durante la segunda parte del año.

El Grupo de Política Monetaria (GPM) recomendó mantener el interés interbancario en el actual 5 por ciento nominal, aunque la sugerencia podría cambiar en los próximos meses.

Así lo indicó el integrante de este panel y académico de la facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Guillermo Larraín: “No se puede descartar el escenario en que haya habido como una desaceleración relativamente más aguda en la primera parte del año y que sea seguida en la segunda parte del año por un crecimiento un poco mayor. El sesgo que nosotros vemos de todas formas es a la baja, es decir, estamos suponiendo que en el próximo trimestre probablemente, vamos a cambiar nuestra recomendación a baja de tasa y es posible que el Banco Central lo siga. Lo que sí creemos importante, es que cuando se produzca una baja de tasa, sea una baja de tasa que efectivamente perdure en el tiempo y que no tenga que ser revertida”.

A juicio de este grupo, existen señales de una desaceleración de la economía local, pese a que el consumo se mantiene con un crecimiento alto y el mercado laboral posee buenos indicadores.

Además, existe evidencia de un repunte, durante la segunda parte del año, de los mercados internacionales, particularmente del estadounidense, japonés y de parte de Europa.

El GPM enfatizó que las expectativas de inflación para nuestro país “siguen ancladas en torno a la meta del Banco Central” y que la tasa de crecimiento variará entre el 4 y 5 por ciento.

Gonzalo Cid, economista del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo, señaló que el período económico que se avizora para nuestro país no es tan beneficioso y, por lo mismo, sería recomendable reducir la tasa de interés en el corto plazo.

En este sentido el economista del CENDA señaló que “cuando Chile se presenta con varios trimestres consecutivos y se ven señales que hacia adelante se viene una desaceleración, sin que ello signifique tampoco una catástrofe económica, sino una desaceleración en la cual hay varios factores que están mostrando que ello va ocurriendo, el tomar señales en contra de ese ciclo, son medidas que yo esperaría que el Banco Central pudiera tomar”.

Andrés Solimano, ex director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, afirmó que si bien sería prudente analizar con mayor detenimiento las señales de desaceleración, es aconsejable bajar la tasa, para incentivar el consumo y la inversión.

El economista explicó la incidencia que tiene en la población la reducción de la tasa de interés: “Es un país donde la gente está bastante endeudada, entonces a los grupos medios y un poco más popular, una baja de la tasa es un alivio, no es la solución estructural, pero puede dar un alivio. Por otro lado, está la gente que tiene de depósitos en los bancos, cuentas de ahorro, a esos no les conviene que baje la tasa porque el retorno por ciertas inversiones les bajaría un poco, pero son sectores más acomodados de ingreso medio, alto y grupos de alta renta”.

La TPM es un instrumento de la política monetaria que opera como un “activador de la economía”, ya que permite a los consumidores acceder a créditos con mayor facilidad, lo que, a juicio de los expertos, dinamiza el consumo y, con ello, la economía local.