Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de octubre de 2022

Escritorio

Gloria Ana Chevesich defiende fallos en DDHH para asumir en la Corte Suprema

La jueza Gloria Ana Chevesich asistió este miércoles a la comisión de Constitución del Senado, donde defendió su postulación desde el Ejecutivo para integrar la Corte Suprema. Se requiere un quorum de 25 votos, por lo que la oposición adquiere un papel clave en aprobar su nombramiento.

Juan San Cristóbal

  Miércoles 19 de junio 2013 15:14 hrs. 
gloria

Compartir en

Este miércoles la ministra Gloria Ana Chevesich asistió a la comisión de Constitución del Senado, donde defendió su postulación a la Corte Suprema. Esta instancia permite interrogar a la actual presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago, y con ello los partidos podrán dirimir su aprobación o rechazo del nombramiento.

Son tres los puntos de interés que hubo en el interrogatorio a la jueza: su postura ante algunos fallos de derechos humanos, su respaldo a Cencosud ante algunas denuncias de consumidores y el desempeño en la investigación por el escándalo MOP-Gate.

Sobre este último tema, el presidente de la comisión y senador DC, Patricio Walker, defendió la independencia y probidad de los jueces que postulan a ser miembros del máximo tribunal: “A nosotros nos interesa tener jueces probos, que hagan la pega y sean honrados, y no jueces funcionales a un sector político determinado. Frente a algunas especulaciones respecto de su actuación en el caso MOP- Gate, nos parece que los jueces deben tener independencia y actuar con imparcialidad, afecte a quien afecte. Vamos a tomar la decisión pensando en si Gloria Ana Chevesich cumple con los altos estándares para ser ministra de la Corte Suprema, y no en base a consideraciones pequeñas y politiqueras”.

De los 25 votos necesarios, hay 16 en el oficialismo, sumando a los senadores independientes Carlos Cantero y Carlos Bianchi. En la DC se estudia una votación en bloque, cuya postura se discutirá con los antecedentes de la comisión. En el PS, los senadores Fulvio Rossi, Pedro Muñoz y Camilo Escalona votarían a favor, pero Isabel Allende y Juan Pablo Letelier adelantaron su rechazo.

El PPD discutiría una votación general luego de reunirse con agrupaciones de Derechos Humanos. Lorena Pizarro, presidenta de la AFDD, fustigó la postura de Chevesich ante un juicio contra Manuel Contreras, donde la presidenta del Tribunal de Alzada, argumentó una “irreprochable conducta anterior” del ex jefe de la DINA.

Al respecto, Gloria Ana Chevesich, señaló que nunca ha dictado prescripción, media prescripción o amnistía en fallos relativos a derechos humanos, y señaló respecto de Contreras que “creo que (las agrupaciones) no han leído la sentencia, el atenuante dice irreprochable conducta anterior, anterior a los hechos, a 1973. Manuel Contreras quedó condenado a una pena de 10 años y un día”.

La sesión contó además con la asistencia de varios senadores y diputados de oposición. En tanto, desde el oficialismo, hay una defensa cerrada ante la candidata propuesta desde el Ejecutivo. El senador UDI, Hernán Larraín, indicó que hay concordancia de su actuar judicial con el respeto a tratados internacionales por derechos humanos.

“Hemos escuchado a una jueza hablar en forma clara, sólida y contundente por las inquietudes que se han planteado por la presencia de numerosos senadores y diputados a esta sesión. En materia de Derechos Humanos, ha sido muy honesta en declarar que en todos los casos que ha conocido ha condenado, aplicando los tratados internacionales, no aplicando la amnistía ni la prescripción precisamente porque son contrarios a esos tratados”, declaró el gremialista.

Otro aspecto que podría influir en el resultado de la votación, es la investigación que realizó Gloria Ana Chevesich, al margen de su desempeño en la Corte de Apelaciones, quien tendría una carpeta con antecedentes que vinculan a autoridades políticas de la Concertación, con la estadía en Chile del narcotraficante mexicano Amado Carrillo, “el Señor de los Cielos”, quien obtuvo documentos y facilidades para mantenerse refugiado en el país, antes de morir en un hospital de ciudad de México.

Síguenos en