Diario y Radio U Chile

Año XII, 2 de julio de 2020

Escritorio MENÚ

De 11 de septiembre a Nueva Providencia: Vecinos apoyan un cambio “muy justo”

Si hay un consenso entre los vecinos de Providencia es que el 11 de septiembre es una fecha "muy trágica", que desune a los chilenos. Es por ello que no quieren que una de las principales avenidas de su comuna continúe llevando ese nombre y apoyan la promesa de campaña de la alcaldesa Josefa Errázuriz de renombrarla como Nueva Providencia. Este martes, el Concejo Municipal tomará la decisión definitiva.

Oriana Miranda

  Domingo 23 de junio 2013 9:54 hrs. 





María Inés Solimano tiene 82 años y durante los últimos 50 se ha desempeñado como artista y diseñadora de ropa artesanal de alta costura.

Su taller está ubicado en la calle Melchor Concha y Toro desde mediados de los años 70 y en 1997, junto a un grupo de vecinos, logró que el Consejo de Monumentos Nacionales declarara Zona Típica al barrio León XIII, de Bellavista.

Décadas de vida y labor en Providencia hacen que el cambio de nombre de avenida 11 de septiembre no le sea para nada indiferente.

“El nombre 11 de septiembre siempre fue una especie de lápida del recuerdo”, comenta María Inés. “El 11 de septiembre fue una fecha muy trágica para todo el mundo, incluso para los que vencieron en ese día. Es un número que atrapa malas vibras, mala onda. Entonces me parece muy justo que se cambie el nombre”, explica.

El único reparo, para María Inés, es el nombre por el que se cambiará: Nueva Providencia. “Me gustaría uno más bonito, porque ese no dice mucho”, dice María Inés. “Me encantaría el nombre de alguien importante, algún músico, algún poeta, pero si quieren Nueva Providencia, estoy contenta también”, concluye.

Julio Jung es otro de los vecinos eternos de la comuna. El actor vive en Providencia desde los 3 años, lo que suma casi siete décadas de residencia.

Quien fuera ex concejal de Providencia no solo apoya que avenida 11 de septiembre cambie su nombre. Para Jung hay numerosas calles que deberían ser renombradas, honrando a ciudadanos ilustres de Providencia como José Donoso, Nemesio Antúnez y Mario Carreño.

“¿Quién inventó que no se pueden cambiar los nombres? Sobre todo una calle que nació como Nueva Providencia y que le pusieron el nombre de 11 de septiembre. A mí me parece además que el 11 de septiembre le agradará a una parte de los vecinos, pero a otra lo ofende profundamente. No es una fecha para ser celebrada como onomástico con una calle, es una fecha que divide a vecinos y a chilenos y los sigue dividiendo hasta el día de hoy”, opina.

El diputado democratacristiano Jorge Burgos lleva 50 años viviendo en Providencia y participó activamente en la campaña de la actual alcaldesa.

“Yo personalmente creo que es una buena noticia”, valora Burgos. “No creo que sea una noticia que juegue el destino del municipio de Providencia ni nada que se parezca, pero yo creo que es bueno cambiar el nombre. Es una fecha que, para muchos chilenos, es de mucho dolor y me parece que los países deben conmemorar las fechas que nos unen, no las que nos desunen”.

Fue precisamente escuchando a los vecinos que surgió la propuesta de cambiar el nombre de avenida 11 de septiembre, retornándola a como fue concebida originalmente: Nueva Providencia.

La medida, que forma parte de las promesas de campaña de la actual alcaldesa de la comuna, Josefa Errázuriz, cuenta además con un gran respaldo ciudadano. Ejemplo de ello “es una carta reciente que he recibido, firmada por 600 personas, en la cual piden encarecidamente el cambio de nombre de la avenida antes de que se produzcan 40 años del golpe de Estado”, revela la edil.

El Concejo Municipal se reunirá este martes 25 de junio para tomar la decisión definitiva sobre el cambio de nombre. Ya que la mayoría de los integrantes se ha manifestado a favor, es casi un hecho que la avenida que va desde José Miguel Claro a Los Leones podría llamarse otra vez Nueva Providencia.

Ante este escenario, Josefa Errázuriz disipó los temores de los comerciantes y aseguró que ninguno de los dueños o administradores de establecimientos comerciales deberá incurrir en costos adicionales en el caso de aprobarse el cambio de nombre de esta importante arteria.

“El cambio no implicará costo adicional a las personas que viven o trabajan en el sector. Nosotros tomamos los resguardos, las consultas fueron hechas adecuadamente al Servicio de Impuestos Internos y la respuesta es que todos los talonarios, boletas o facturas, que estén timbrados y/o impresos, haciendo ellos su declaración, pueden seguir utilizándose hasta que se acaben”, explicó.

Respecto del registro de las propiedades en el Conservador de Bienes Raíces, la alcaldesa aclaró que “el único trámite se produce cuando se quiera transferir la propiedad y consiste en poner el nuevo nombre de la calle con el nombre antiguo entre paréntesis”, por ejemplo: avenida Nueva Providencia (ex 11 de Septiembre).

De ser aprobada la iniciativa, el cambio de las 27 señales de nombre de calle y sentido de tránsito, 3 informativos y 2 señales reglamentarias en la actual avenida 11 de septiembre se produciría en el mes de julio.