Diario y Radio U Chile

Año XI, 9 de diciembre de 2019

Escritorio

Agricultores demandan a Pascua Lama por destrucción de glaciares

Una nueva denuncia se interpuso contra la minera canadiense Barrick Gold. Esta vez se les demanda por la destrucción de glaciares, amenazando el recurso hídrico del Valle del Huasco. Este lunes se realizará una inédita inspección judicial al proyecto Pascua Lama.

Paula Campos

  Jueves 27 de junio 2013 16:56 hrs. 
pascua lama

Una veintena de regantes de Alto del Carmen interpusieron una acción ante el Segundo Tribunal Medioambiental contra Barrick Gold, por los daños causados a los glaciares que alimentan los ríos de la comuna.

Pero la historia no empieza hoy. Desde principios del 2000 la gente de la provincia del Huasco está alzando su voz contra el proyecto minero Pascua Lama. Han pasado los años y Barrick Gold sigue emplazado en la cordillera del norte del país, amenazando los recursos hídricos de la zona, según señalan sus detractores.

La árida geografía de la Región de Atacama hace especialmente valiosos los oasis que aparecen entre los cerros. Es ahí, donde agricultores y ganaderos desarrollan su trabajo y asientan sus comunidades, en el mismo lugar donde, dicen, los cauces hídricos se han visto contaminados con la explotación minera.

Diversas acciones legales se han interpuesto para revocar la resolución ambiental que mantiene con permiso de faena al proyecto minero, dependiente de la canadiense Barrick Gold.

La última acción interpuesta fue durante la jornada de este jueves, cuando las organizaciones del valle del Huasco acompañadas por el abogado Álvaro Toro y el ambientalista Lucio Cuenca, demandaron a la empresa por destrucción de los glaciares, situación que está comprometiendo severamente la disponibilidad hídrica del último valle fértil del desierto de Atacama.

Rubén Cruz, vocero de las comunidades, reiteró la gravedad del impacto ambiental que diariamente genera el proyecto binacional: “Es todo el valle del Huasco afectado porque es alimentada por el agua que viene de los glaciares, y el proyecto Pascua Lama está donde nacen estas aguas. Tienen el botadero Nevada Norte, debajo del glaciar de roca, de glaciar Estrecho y Lo Amarillo, entonces es inviable el lugar donde se encuentra”.

Rodrigo Villablanca, presidente del comité ecológico y cultural, esperanza de vida de Alto del Carmen relató cómo ha sido la historia del agua del valle en los últimos doce años: “Los últimos doce años hemos constatado que el agua ha ido bajando sus niveles. Nosotros hemos sospechado y denunciamos a la DGA, al SAG y organismos de fiscalización, por el temor que sentimos a que el proyecto se lleve a cabo. Y siempre hemos sospechado que el río fue contaminado con drenaje ácido y excremento humano, y en enero la propia minera ratifica que nuestros miedos eran ciertos”.

El abogado de la causa, Álvaro Toro, explicó los procesos legales que se esperan después de interponer esta denuncia, quien señaló que “queremos aprovechar que se abre el tribunal ambiental, que tome las medidas rápidas para que se detenga la destrucción de los glaciares y que la empresa los repare, o al menos que permita las acciones que puedan mitigar estos impactos”.

Toro comentó además que el próximo lunes se iniciará una inédita inspección judicial del yacimiento. La medida confirmada por el presidente de la Corte de Apelaciones de Copiapó, Antonio Ulloa, corresponde a una diligencia previa a la resolución que debe adoptar el tribunal, ante un recurso de protección interpuesto por las comunidades en octubre pasado.

Recordemos que actualmente la minera mantiene suspendidas sus faenas, debido a un informe de la Dirección General de Aguas (DGA), que confirma los daños a los recursos hídricos de la zona, situación planteada desde hace muchos años por los habitantes del nortino oasis en peligro.