Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Nueva Mayoría avanza en aunar programas de gobierno para elecciones de noviembre

La reunión de Michelle Bachelet con la mesa DC fue la primera cita oficial de la candidata con uno de los partidos perdedores. Se empiezan a tejer las bases del programa de gobierno del Pacto Nueva Mayoría, donde desde el mundo PS-PPD se aclara que las ideas vencedoras están claras. La disputa por los cupos parlamentarios será otro de los ejercicios que pondrá nota al civismo que se alcance al interior de la coalición.

Paula Campos

  Lunes 1 de julio 2013 20:53 hrs. 
michelle bachelet


Abrumadoras diferencias se vivieron en las cifras de los candidatos al interior del pacto Nueva Mayoría. La victoria de Michelle Bachelet por más del 74% dejó en evidencia bajo qué programa trabajarán los partidos políticos opositores, quienes de ahora en adelante deberán sentarse a conversar para ir afinando detalles con miras a noviembre.

En este momento, las fuerzas se concentran en producir un programa en conjunto. Una muestra de ello, fue la reunión que la mañana del lunes sostuviera la candidata Michelle Bachelet con la mesa en pleno de la Democracia Cristiana.

La dificultad de dichas conversaciones radican en la diferencia de pensamientos que cada partido representa, y si bien todos han señalado que son más las afinidades que los conflictos, hay temas trascendentales que se van a tener que consensuar.

El segundo lugar de la contienda parecía decidor respecto de las negociaciones. Con Velasco situado en ese puesto, la Democracia Cristiana tuvo que conformarse con ser el número tres, reconociendo su derrota.

Jorge Pizarro, presidente del Senado y cercano a la disidencia de la mesa de Ignacio Walker fue crítico con los resultados. Sin embargo, no se quiso referir a la posibilidad de pedir una renuncia al jefe de la mesa falangista, pese a lo debilitado que salió el partido después de la contienda en primarias.

“La evaluación política la tendrá que hacer el partido en los momentos que corresponda. Este es un mal resultado, es evidente que la Democracia Cristiana y todos los otros partidos que participamos en la primaria debemos hacer nuestra evaluación, pero en el momento oportuno. Hoy día el desafío es construir unidad en torno a la propuesta programática de la oposición, es potenciar la campaña de Michelle Bachelet para ganarle a la derecha y además un acuerdo parlamentario que permita tener mayoría”, expresó.

Para el senador es fundamental destacar los acuerdos, entre ellos el parlamentario, que es uno de los puntos pendientes al interior del Pacto.

En ese ámbito, para este martes está fijada la reunión entre los equipos negociadores para lograr un acuerdo en los cupos parlamentarios. Respecto de la posición con la que cada grupo negociará, después de conocidas las cifras, el vicepresidente del Partido Socialista, Alfonso de Urresti señaló que, obviamente no todos quedan en la misma posición.

“Pero si creo que es importante la bancada de la Democracia Cristiana, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, y su conjunto de alcaldes y concejales a lo largo de Chile. Obviamente yo creo que algo que la DC no va a poder imponer de ninguna manera sus vetos anticipatorios en relación a la participación del Partido Comunista a una coalición de gobierno, eso de ninguna manera va a poder ser impulsado y creo que obviamente ese 8% lo inhabilita para impulsar una iniciativa de esa manera”, advirtió.

El diputado socialista fue claro en admitir que no es lo mismo negociar con un alto porcentaje, que con el 8 alcanzado por la DC, motivo por el que la falange no tendría posibilidad de imponer algunas de sus ideas de campaña como la condición del PC en el interior del Pacto. Sin embargo, reconoció que la participación parlamentaria de la Democracia Cristiana es importante, motivo por el que es necesario construir acuerdos.

Por su parte, el presidente del PPD, senador Jaime Quintana prefiere quitar la palabra “imponer” del diccionario de la Nueva Mayoría. Para él es importante hablar de un pacto, cuyas ideas vencedoras están claras, aun cuando señaló que todos los sectores son bienvenidos.

“Yo creo que lo que ocurrió ayer fue que ganó Bachelet, ganaron ideas pero también perdieron otras ideas. Y por supuesto que lo que el país espera es que esas ideas que ganaron se vean plasmadas y se traduzcan en un programa de gobierno. Pero eso no significa que se vayan a excluir otras miradas. Yo creo que la Democracia Cristiana y Orrego tienen algo que aportar, sin lugar a dudas, también Gómez y el mundo de Andrés Velasco y eso es lo que esperamos que ocurra a partir de hoy, yo siento que ese es un proceso que va a ser mucho más llevadero de lo que muchos imaginan”, aseguró.

En esa lógica se espera que se inicien las conversaciones en torno a los cupos parlamentarios, discusión que se debe zanjar en un máximo de 15 días.