Diario y Radio U Chile

Año XII, 2 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

Renovación Nacional en situación de calle

  Lunes 1 de julio 2013 10:02 hrs. 


Señor Director:

Las primarias presidenciales –si nos referimos solo a la derrota de Allamand-, tendrán efectos que perdurarán por el resto del año hasta más allá de noviembre: Renovación Nacional ha quedado, como solía describir a los pobres sin hogar el ministro Lavín, “en situación de calle”. Algunos irán a atravesar nuevamente el desierto, esta vez sin brújula; otros buscarán un techo, que nunca será el propio, bajo el cual guarecerse.

La derrota de RN en las primarias de la Alianza ha hecho desaparecer el apelativo “centro” de la “derecha”, ha fortalecido a la “centro-izquierda” con Partido Comunista y todo, y se verá obligada, una vez más, a realizar un esfuerzo sobrehumano para conseguir un buen papel en las elecciones parlamentarias y no perecer bajo los designios y recursos de su socio.

Hace solo unas semanas, en un gesto premonitorio, la Unión Demócrata Independiente desechó el centro político y creó, en su reemplazo, un sustituto de contornos indefinidos: “el centro social”. Es cierto que siempre ha sido difícil explicar el centro político, pero no solemos cuestionar su existencia cuando podemos elegir y singularizar, sin apremios, los asuntos que nos interesan y en los cuales disentimos, cuando podemos resolver nuestras diferencias con las reglas de la mayoría y cuando no nos sentimos abusados en nuestros derechos.

En estas circunstancias –y así parecen corroborarlo las encuestas-, todos dicen ser de clase media, moderados y políticamente de centro. Cuando esto no ocurre, sin embargo, cuando advertimos que nuestra insatisfacción algo tiene que ver con un presidencialismo exacerbado, con el sistema binominal, los quórum calificados y las iniquidades del sistema, entonces el centro, en nuestro imaginario y en nuestras decisiones, comienza a desaparecer. No es una hazaña menor la de la UDI.
Hernán Ampuero Villagrán