Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Unasur critica retención de Evo Morales y apela a la unidad de la región

Los presidentes Cristina Fernández, Rafael Correa, José Mujica, Nicolás Maduro, Dési Bouterse y Evo Morales se reunieron este jueves para analizar una respuesta conjunta ante la retención sufrida por este último en el aeropuerto de Viena, lugar el que pasó 14 horas debido a la prohibición de Francia, España, Italia y Portugal de que el avión presidencial boliviano cruzara su espacio aéreo. Los presidentes enfatizaron en la importancia de la unión de la región.

Oriana Miranda

  Jueves 4 de julio 2013 20:40 hrs. 
evomorales





Los presidentes de Argentina, Bolivia, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela se reunieron en la ciudad de Cochabamba para analizar el conflicto con Europa luego del incidente sufrido por el presidente boliviano Evo Morales, quien pasó 14 horas en el aeropuerto de Viena ante la negativa de Francia, España, Italia y Portugal de permitir que su avión presidencial ingresara en su espacio aéreo.

El presidente boliviano ha denunciado trato discriminatorio e incluso un intento de secuestro. Es por ello que, minutos después de aterrizar en Bolivia, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó a Europa por agredir la inmunidad presidencial.

“¿Qué hubiera pasado si esta agresión le hubiese costado la vida a nuestro presidente Evo Morales, en qué situación nos encontraríamos? Europa rompió con todas las reglas del juego de la convivencia, porque agredió la inmunidad internacional que protege a un jefe de Estado. ¿Qué pasaría si un presidente de Europa fuera tratado de esa manera y ocurriera algún tipo de accidente, en territorio sudamericano? El mundo tiene que preguntarse esto”, cuestionó.

Es precisamente ese aspecto el que resulta más complejo en este conflicto. Así lo aprecia la analista del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Paz Milet, quien enfatizó en la necesidad de esclarecer lo sucedido.

“Algunos de esos países dicen que no negaron el permiso a volar o a aterrizar sino que básicamente fue un error de inteligencia en ese momento. Entonces, cuando se esclarezcan los hechos, habrá mucha más claridad respecto a qué posiciones se pueden o no asumir. Pero sí hay un tema, que también va a querer ser rescatado por estos países, que es el tema del respeto a la figura presidencial y lo que supone la inmunidad presidencial”, explicó.

Pese a que todos los países de Latinoamérica rechazaron con mayor o menor energía la retención de Evo Morales, los presidentes de Chile, Brasil, Colombia y Perú no se hicieron presentes en la reunión, aunque la presidenta Dilma Rousseff envió a un asesor en su representación.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, enfatizó en la importancia de que los países de la región se mantengan unidos y exijan respeto.

“Si Unasur no responde a esto, que no tiene que ver con derecha, izquierda, arriba o abajo, tiene que ver con principios fundamentales del derecho internacional, ¿a qué respondemos? O nos graduamos de colonias o perpetuamos como Estados libres, dignos, independientes, soberanos, como son nuestros pueblos compatriotas”, manifestó.

En ese sentido, “estos son los momentos en que los países latinoamericanos deben mostrar solidaridad con sus vecinos, deben mostrar que lo que le pasa a un presidente latinoamericano repercute en el resto de la región. Chile nuevamente expresa el desprecio a sus vecinos, expresa esta lejanía que tenemos con nuestra zona geográfica, demuestra que indudablemente la sociedad boliviana y el gobierno boliviano tiene razón cuando habla de Chile como un vecino inamistoso”, expresó el analista internacional Pablo Jofré.

El analista agrega que este no se trata de un mero conflicto diplomático, sino que de un momento político que pondría en juego la dignidad de todos los países de la región.

Unasur exige disculpas de Europa

“Exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España que presenten las disculpas públicas correspondientes, en relación a los graves hechos suscitados”, reza la resolución leída al término de la cita de los presidentes de Argentina, Bolivia, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela.

En su comunicado los gobernantes calificaron de “agravio” el trato dispensado a Morales. “Pidan perdón… por lo que han hecho”, conminó en su discurso la presidenta argentina Cristina Kirchner.

Por su parte, Evo Morales cuestionó una vez más los beneficios de una relación con Washington -en 2008 echó del país al embajador estadounidense y a la agencia antidrogas DEA- y amenazó con cerrar la legación norteamericana en su país.

“No me temblaría la mano para cerrar la embajada de Estados Unidos, tenemos dignidad, soberanía, sin Estados Unidos estamos mejor políticamente, democráticamente”, aseveró el presidente boliviano.

En efecto, Washington es acusado de estar detrás de la decisión de la demora sufrida por Morales, quien tuvo que esperar 17 horas en Viena antes de tener luz verde para despegar.

En este sentido, el presidente venezolano Nicolas Maduro responsabilizó a los servicios secretos norteamericanos. El mandatario denunció que un ministro de uno de los cuatro países europeos, a quien no identificó, le reveló telefónicamente que fue la Agencia Central de Inteligencia estadounidense “CIA quien ordenó el cierre de aeropuertos”.

También se sumaron a las críticas a los europeos el presidente uruguayo, José “Pepe” Mujica, quien consideró que lo ocurrido fue “un papelón”, y su par colombiano, Juan Manuel Santos, quien por Twitter escribió: “Nos solidarizamos con Evo Morales porque es inaudito lo que le hicieron”. Sin embargo, estimó: “No permitamos que (esta situación) se convierta en crisis diplomática AL (América Latina) con UE”.

Entretanto, el ex espía Edward Snowden sigue esperando en el aeropuerto de Moscú que alguno de los países a los que pidió asilo político lo acoja. El jueves, Francia se agregó a la lista de naciones que rechazaron su solicitud.