Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Discusión por el salario mínimo abre nuevo conflicto en el oficialismo

El jefe de bancada de RN, Pedro Browne, anunció que el partido solo aprobará el proyecto de ley si es que el Ejecutivo aumenta la cifra a 210 mil pesos. En la UDI atribuyen el rechazo a las diferencias surgidas luego de las primarias, mientras en la oposición esperan que el Gobierno "ordene a sus propios partidarios".

Rodrigo Alarcón L.

  Sábado 6 de julio 2013 14:20 hrs. 
Pedro Browne





Los diputados de Renovación Nacional rechazarán la propuesta del Gobierno para reajustar el salario mínimo si es que ésta no alcanza 210 mil pesos. Así lo anunció este sábado el jefe de bancada del partido, Pedro Browne.

Cabe recordar que el pasado martes, el Ejecutivo ingresó una nueva propuesta a la Cámara de Diputados con un reajuste que aumentó en dos mil pesos su propuesta inicial, rechazada en mayo. De este modo, pretende incrementar el sueldo mínimo desde los 193 mil pesos actuales hasta 207 mil pesos.

Esto no satisfizo a los parlamentarios del partido del Presidente Sebastián Piñera. El diputado Pedro Browne sostuvo que el monto debe llegar a 210 mil pesos y agregó que el Gobierno debe considerar no solo los elementos técnicos, sino también “componentes políticos que lo hagan viable”.

En ese sentido, dijo que “la cifra de 210 mil pesos concita mayorías para sacarla delante de manera expedita y nos vamos a jugar para que se apruebe”.

“Tenemos un acuerdo de bancada unánime,  donde todos los diputados están por los 210 mil pesos. No nos vamos a mover de esa cifra. Además, esto cuenta” con el apoyo irrestricto de la directiva del partido. Acá hay una postura analizada, consensuada, que busca no solo darle viabilidad técnica al reajuste del salario mínimo, sino que también política”, afirmó.

Browne añadió que “esto es una señal clara de que ha faltado diálogo y acuerdos. No basta con que el Gobierno y el ministerio de Hacienda envíen un proyecto al Congreso para que los parlamentarios vayan a aprobarlo”.

La señal de los parlamentarios RN se suma a la serie de controversias surgidas entre el partido, la UDI y el Gobierno, luego del triunfo de Pablo Longueira sobre Andrés Allamand en las elecciones primarias.

De acuerdo al diputado UDI Ernesto Silva, integrante de la comisión de Hacienda de la Cámara, el rechazo de sus pares oficialistas tiene que ver con estas diferencias: “Entendemos que con posterioridad a las primarias todavía hay temas que están generando división. Cuando hay un buen ambiente, es más fácil trabajar los temas. El salario mínimo siempre ha sido un tema difícil y la última semana ha sido un ambiente complejo para la coalición, que yo espero que pueda pasar. RN ya apoyó la propuesta de 205 mil pesos hace un tiempo atrás y esperemos que ahora el Gobierno pueda escuchar los planteamientos de los partidos de la coalición y trabajar juntos en una propuesta que permita avanzar”, señaló.

Mientras, en la oposición anticipan que la nueva propuesta del Gobierno será tramitada con mucha dificultad. El diputado PS Carlos Montes, también parte de la comisión de Hacienda, consideró poco probable que la cifra sea aprobada.

En ese sentido, dijo que lo primero que debe hacer el Gobierno para facilitar la tramitación es encontrar respaldo en su propia coalición: “Antes que todo, tienen que ordenar a sus propios partidarios, ese es el mayor problema que tienen. Esto es parte de las diferencias que tienen en muchos temas. Por ejemplo, una parte de RN quiere terminar con el binominal y la UDI, junto a otra parte de RN, no quieren. Es decir, hay muchos temas en que tienen diferencias entre ellos y veremos qué pasa”, comentó.

Montes agregó que “el problema de fondo es que hay demasiada gente que gana menos de 250 mil pesos. Si uno dijera que el salario mínimo afecta a un sector limitado… pero cuando la mitad de los que trabajan ganan alrededor del salario mínimo, hay un problema de fondo que tiene que ver con las leyes laborales y con una cultura de pagar poco”.

Por su parte, el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, dijo que “nosotros solidarizamos firmemente con lo que ha dicho la CUT, que el salario mínimo -que no legisla hacia la administración pública- debe ser de 250 mil pesos, para que los trabajadores puedan tener un salario básico que les permita subsistir. La postura de la ANEF es la de la CUT”.

En mayo pasado, el Congreso rechazó la propuesta de reajuste del Gobierno, que aumentaba el salario mínimo hasta 205 mil pesos. Ahora el Ejecutivo insiste con una leve alza, pero quitó la urgencia al proyecto de ley.