Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 13 de agosto de 2022

Escritorio

Alcaldes enfrentados por desmunicipalización de los colegios

Los alcaldes de la Alianza defendieron que la educación pública se mantenga bajo la administración de las municipalidades e insisten en que el problema de la desigualdad territorial se resuelve con mejor gestión y no con la devolución de las escuelas y liceos al Ministerio de Educación.

Helmuth Huerta

  Lunes 8 de julio 2013 20:29 hrs. 

Compartir en

En Chile existen 345 municipalidades, que son el contacto más cercano entre la ciudadanía y la autoridad. Pese a su importancia, las municipalidades son el punto más débil del Estado: La Contraloría ha dicho que es el principal foco de corrupción del país; la Dirección Chile Compra les atribuye la mayor cantidad de reclamos por falta de pagos y probidad sobre compras públicas; la Comisión Defensora Ciudadana dice que tienen la mayor cantidad de quejas ciudadanas (particularmente en los consultorios de salud municipal), y el Consejo para la Transparencia dice que las municipalidades son las que más incumplen la ley de acceso a información y las pautas de transparencia activa.

Estos y otros problemas eran enfrentados por los  alcaldes a través de la Asociación Chilena de Municipalidades, pero desde abril están divididos. 39 alcaldes de la Alianza crearon la Asociación de Municipios (AMUNCH), para respaldar la política del Gobierno del Presidente Piñera de mantener la gestión municipal de la Educación. O sea, para rechazar la “desmunicipalización” que demandan quienes piensan que la educación debe volver a las manos del Gobierno Central, como era antes del Golpe de Estado de 1973, o que al menos exista una conducción común, con garantías de calidad homogénea de Arica a Magallanes.

Para el líder de esta nueva Asociación, el alcalde de Lo Barnechea Felipe Guevara (RN), los problemas de la educación pública no se deben a desigualdades territoriales, como la existente entre Las Condes (municipio más rico del país) y San Juan de la Costa (el más pobre), sino a un problema de gestión.

“Obviamente es un problema de gestión. Municipios como Talagante, Cabildo, Rancagua, tienen una buena educación municipal y el municipio no aporta ni un peso a la educación, se financian solamente con lo que reciben por la subvención escolar del Ministerio de Educación. El entregar los colegios es simplemente un despropósito, porque el día de mañana van a entregar también los consultorios y van a terminar los alcaldes regando las plazas de sus pueblos. Yo creo que el municipio es la entidad estatal más cercana a la gente y qué más importante que la educación de esos niños al alcance de apoderados y alcaldes que pueden estar en contacto, porque el ministerio realmente está muy lejos”, afirmó.

La nueva agrupación de alcaldes de la Alianza por ahora existe sólo de facto, porque la desafiliación de la Asociación Chilena de Municipalidades requiere votación en los concejos municipales (lo que aún no sucede). Pero con esta mirada sobre la educación, acudieron a reunirse con la ministra Carolina Schmidt, quien agradeció el respaldo y rechazó la renuncia exigida por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES).

“Todos queremos mejorar la calidad de la educación en Chile. Y para eso tenemos que buscar los medios para seguir avanzando en nuestro país. Los medios no son las tomas, la violencia ni los cambios de ministro, sino que seguir avanzando hacia un mayor financiamiento, hacia una mejor gestión, hacia un mejor nivel de educación tanto a nivel pre escolar, escolar, como educación superior. Es eso lo que ha hecho el gobierno del Presidente Piñera y es eso en lo que tenemos que seguir trabajando”, expresó.

En respuesta, el jefe de la Comisión de Educación de la Asociación Chilena de Municipalidades, el alcalde de la comuna de Lo Prado, Gonzalo Navarrete, dijo que los alcaldes de la Alianza están deshaciendo lo que firmaron en apoyo a la desmunicipalización.

“Yo lamento que esta mirada ideológica sea de aquellos que están hoy día colocando encima de la mesa, hacen un flaco favor al municipalismo y no estamos en absoluto de acuerdo con su mirada. Lo que firmaron en el mes de agosto de 2011, cuando hicimos el acuerdo, no lo pueden hoy día borrar con el codo. Creo que se equivoca Felipe si piensa que por esa vía va a resolver el problema”, acusó.

Paralelamente, el encargado de educación escolar del Programa de Cohesión Territorial de RIMISP y académico de la Universidad Diego Portales, Gonzalo Muñoz, refutó que este sea un problema de gestión.

“Tienes comunas como Pica, que pueden tener dos o tres personas encargadas de la educación, que con suerte solamente van a poder pagar las planillas de sueldo, y tienes comunas como Santiago, con una institucionalidad que puede hacerse cargo de mejorar la calidad de la educación, porque tiene quince a veinte personas con alta capacidad técnica para poder hacerlo. No tiene que ver con la gestión. Efectivamente, y esa es la trampa en la que uno puede caer, hay alcaldes que lo hacen mejor que otros. Y ese es justamente uno de los factores que hacen necesario desmunicipalizar: no puede depender de un alcalde o de la capacidad técnica de una persona el hecho de que la educación, que es un derecho, sea mejor provista en algunos lugares que en otros”, explicó.

La opinión experta es que el derecho universal a la educación no puede estar supeditado a la capacidad de gestión de los alcaldes de turno.

Síguenos en