Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Rutas patrimoniales recorren el histórico barrio Matadero Franklin

Este fin de semana se hará una nueva edición de las rutas patrimoniales que se realizan en el sector. En la actividad, decenas de personas recorren hitos patrimoniales como el barrio Huemul, la ex estación de trenes y el Persa Biobío.

Rodrigo Alarcón L.

  Martes 9 de julio 2013 20:26 hrs. 

Hace más de tres años que el Club Matadero acoge jornadas de cuecas en las instalaciones de la ex fábrica textil Musalem, en la intersección de avenida Santa Rosa con Placer. Sin embargo, hace algunas semanas también se convirtió en uno de los epicentros de las rutas patrimoniales que en las mañanas de sábado recorren el barrio Matadero Franklin.

Los recorridos visitan los principales hitos culturales del sector, ubicado a pocos kilómetros al sur del centro, que sus gestores definen como el mayor barrio popular de Santiago.

La calle Franklin, el Mercado Matadero, el barrio Huemul, la estación de trenes, la casa que ocupó Gabriela Mistral y ciertos locales del Persa Biobío son algunas de las estaciones que contemplan las rutas, que este sábado tendrán su tercera versión luego de dos realizadas en junio.

“Queríamos mostrar la belleza arquitectónica y patrimonial del barrio, que muy pocos conocían y a nosotros mismos nos asombraban”, dice Ricardo Silva, miembro de Los Republicanos de la Cueca y uno de los fundadores del Club Matadero. Ahí, con cuecas y almuerzo a la chilena, es donde acaban los circuitos, luego de pasar por el Persa Santa Rosa y la Factoría de Arte homónima.

Silva oficia como uno de los guías de la treintena de personas que acuden a la actividad y ahí entrega “información que me llegó y la aprendí in situ, sin querer reproducirla. Por ejemplo, por qué una casa es de cierta manera, solo preguntando por qué, pero sin la intención de hacer una investigación. La misma vida de barrio me permitió saber qué significaban ciertas cosas en el barrio”.

“Después de eso, cuando nos decidimos a hacer la ruta, definitivamente me puse de cabeza a estudiar cosas que no sabía, en especial sobre el barrio Huemul. Me acerqué más a amigos que tengo en el barrio Matadero, pescaderos y carniceros que saben mucho más que yo, y en esa relación de amistad fui aprendiendo y armando esta ruta”, agrega.

Matadero Franklin

Según Silva, la diversidad de oficios y ocupaciones que se encuentran en el sector le entregan una identidad única en la ciudad que se traduce, por ejemplo, en su economía: “Toda la gente que aquí trabaja, convive. La economía que se forma en el Mercado Matadero es súper importante y por eso la defendemos tanto: siempre llamamos a la gente a que compre en Franklin en lugar del mall, que es una manera muy impersonal de comprar. En cambio, en el barrio conoces a la persona a la que le compras carne o una película, es una relación de verse las caras y saber con quién estás comerciando. Nosotros decimos que es un gran punto de comercio popular, donde todas las personas que atienden son los dueños de sus negocios. Eso no pasa en ninguna parte de Santiago”, señala.

Según sus creadores, las personas que han participado de las anteriores versiones han vivido en el barrio y se han tenido que ir por motivos laborales o de estudio y han vuelto a re-conocerlo. Vino gente de Concepción que había vivido acá y no sabía muchas de las cosas que les contamos. Y además hay harta gente que es de afuera, de todas las comunas: de Puente Alto, Santiago, Las Condes, Providencia, Ñuñoa. Pero todos conocen el barrio, no vienen por primera vez, pero quieren saber los detalles y después dicen ‘no tenía idea que existía esto’”, explica Silva.

Aunque los cupos ya están cerrados para la versión de este sábado, luego se abrirán para una nueva edición, programada para el sábado 10 de agosto.

Más información en este enlace.