Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de junio de 2022

Escritorio

Organizaciones realizan positivo balance del Paro Nacional

Los organizadores y adherentes al Paro Laboral convocado por la CUT realizaron un positivo balance de la jornada, destacando especialmente la masividad y carácter pacífico de las marchas en Santiago. “Cuando los trabajadores se movilizan, la tierra tiembla”, así de enfática y entusiasta se mostró la presidenta de la multigremial, Bárbara Figueroa, quien reiteró que la “agenda laboral” ha estado ausente del debate presidencial.

Narayan Vila

  Jueves 11 de julio 2013 21:31 hrs. 
cut 11 julio

Compartir en

Multitudinaria fue la asistencia a las dos marchas convocadas en Santiago por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Tan masiva fue la concurrencia que el Gobierno no tardó en cifrar en sólo 30 mil los asistentes de ambas manifestaciones. Los organizadores, por su parte, afirmaron que 200 mil personas marcharon en la capital y 500 mil en todo el país.

La adhesión al Paro Laboral también tuvo apreciaciones diametralmente opuestas.

El Ejecutivo afirmó que el 5,8 por ciento de los trabajadores públicos adhirieron a la movilización, mientras que la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) aseguró que el 90 por ciento de la dotación dependiente del Gobierno central no laboró este 11 de julio.

Raúl de la Puente, presidente de la ANEF, indicó que la postura adoptada por el Ejecutivo da cuenta de su poca sintonía con los movimientos sociales.

“Yo creo que el gobierno no saca nada con minimizar a través de esta cifra. Creo que aún no sabe leer lo que ocurre en este país, la realidad social. Señor Chadwick: cambió la realidad social de este país, hay un movimiento social y sindical empoderado, que no quiere más este tipo de hacer política”, enfatizó.

Una señal que se ha hecho habitual en el Gobierno es que las vocerías, en días de manifestaciones, las asume el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y no el o la titular del sector interpelado.

Esta vez no fue la excepción, lo que despertó críticas de parte de la presidenta de la multigremial, Bárbara Figueroa.

“Si la ministra del Trabajo no habla es porque el que calla otorga. Ella probablemente tenía más conciencia de que esta iba a ser una gran movilización y sabía que la intransigencia del gobierno en nada iba a ayudar. Eso demuestra que aquí se han tomado el gobierno, en esta última etapa, los sectores más conservadores, más tecnocráticos, más comprometidos con el modelo que, por suerte, ya están llegando a su fin”, afirmó.

A juicio de la dirigenta, después de este jueves, las demandas que han enarbolado los trabajadores organizados adquieren más fuerza. Así, reforma tributaria, nueva institucionalidad laboral, empleo decente y el fin de las AFP deberían ser parte de la agenda país.

En este sentido, la portavoz de la CUT aseguró que las exigencias del mundo sindical han estado ausentes del debate presidencial y, actualmente, no son parte de los programas de ningún candidato.

Para la vocera de la ACES, Isabel Salgado, “no podemos permitir que estas movilizaciones sean trampolín para los candidatos, porque hoy en día muchos de ellos se están apoderando de nuestras demandas y la están haciendo parte de su discurso. Pero hay que entender que el movimiento social se ha levantado autónomo y se debe mantener autónomo”.

En la misma línea, el vocero de la Cones, Moisés Paredes, expresó que “las marchas del 26 y del 11 de julio han marcado los precedentes de que estamos abandonando la criminalidad que tienen distintos sectores del movimiento social y estamos avanzando en conjunto, como ciudadanía, como pueblo, en la construcción de una fuerza social que indistintamente quién sea el candidato o quién esté en La Moneda el próximo año, va a tener la capacidad de impulsar los cambios al calor y con la fuerza de la movilización”.

La jornada de este jueves culminó con un “cacerolazo” en Plaza Italia y un balance más que positivo por parte de los organizadores. “No descartamos ninguna vía de movilización para lo que queda del año”, advirtió la presidenta de la CUT.

 

Síguenos en