Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 22 de mayo de 2022

Escritorio

Deponen toma de Casa Central: estudiantes apuestan por proyección del movimiento

Los estudiantes de la Universidad de Chile votaron la desocupación de la toma de Casa Central, luego de 49 días. Sin embargo, el presidente de la FECH, Andrés Fielbaum, descartó que esto ponga fin a las movilizaciones y Fabián Araneda, vicepresidente, aseguró que existe la intención de proyectar el movimiento durante el año.

Héctor Areyuna

  Lunes 22 de julio 2013 20:40 hrs. 
toma uchile

Este lunes se entregó a la Contraloría Universitaria de nuestra casa de estudios la Casa Central de la Universidad de Chile, que estuvo en toma por 49 días. La decisión se tomó el pasado jueves luego de una votación del Consejo de Presidentes de Centros de Estudiantes y, luego de unos días en que se ordenó y limpió el lugar, se desocupó.

Sin embargo, los dirigentes de la Federación de Estudiantes han asegurado que la movilización no para. Andrés Fielbaum, presidente de la FECH, recalcó que “el segundo semestre nos vamos a seguir movilizando y vamos a necesitar seguir siendo un actor relevante en el debate sobre la educación”.

El vicepresidente de la agrupación estudiantil, Fabián Araneda, aseguró que además del petitorio interno que se está coordinando, está la intención de proyectar el movimiento.

“Vamos bien avanzados en un petitorio local con distintas demandas de las distintas facultades. Existe noción también de que hay que seguir movilizándose durante el año, vamos a evaluar las formas de movilización y, si bien ahora está un poco decaído el movimiento, esperamos que se pueda seguir proyectando a lo largo del año. El año persiste y nosotros también”, expresó.

Araneda se refirió además al Instituto de Asuntos Públicos, el único que se mantiene en paro, donde existe una movilización por asuntos internos, donde la principal demanda es la salida del director Eduardo Dockendorff.

El vicepresidente dijo que la FECH apoya la manifestación que apunta a un proyecto de Instituto que aborde mallas curriculares y ampliar el claustro de profesores, entre otras medidas.

Una de las opciones que el dirigente ve para retomar el curso del movimiento estudiantil, es recontactar a las organizaciones de estudiantes de instituciones privadas.

En la Universidad Central, por ejemplo, persiste una huelga de hambre que según el vocero, Diego Manríquez, continuará  si es que no se concreta el petitorio.

“El petitorio gira en varios puntos, como la democtratización de la universidad, el fin a los sumarios y a toda persecución política que se manifestaría en la no aplicación del nuevo reglamento de convivencia estudiantil. A la intransigencia de las autoridades hacemos responsable que las movilizaciones en la universidad hayan llegado a este nivel de radicalización, teniendo que mantener una huelga de hambre de parte de nuestros compañeros”, manifestó.

En ese sentido, el presidente de la Federación de estudiantes de la Universidad Central (FEUCEN), Marco Velarde, explicó cómo se proyectará la movilización.

“Hemos conseguido lograr un claustro universitario donde puedan participar los estudiantes de la universidad, incluyendo a los egresados, y hoy día nos encontramos entrampados en cuál va a ser el mecanismo en que se va a dar, cuáles van a ser las garantías de los estudiantes de poder participar en ese claustro. Hemos tenido posiciones contrarias con las autoridades pero ya debiéramos por abrir las puertas del diálogo y llegar al término de nuestras movilizaciones, de hecho tenemos un plebiscito donde los estudiantes van a opinar acerca de su continuidad”, señaló.

Además, durante este domingo una de las sedes de la casa de estudio fue, según sus dirigentes, violentamente desalojada por Carabineros, luego de una toma que concluyó sin ningún detenido.