Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Francisco llega a Aparecida en medio de expectación por su visita

El pontífice argentino fue aclamado por la multitud que se aglomeraba frente al gigantesco templo en el interior del estado de Sao Paulo, que recibe a peregrinos de todo el país que acuden a rendir ofrendas y rezar ante Nuestra Señora de Aparecida, patrona de Brasil.

Diario Uchile

  Miércoles 24 de julio 2013 10:30 hrs. 
Pope Attends Welcome Ceremony In Rio De Janeiro


El papa Francisco llegó el miércoles a la Basílica de Aparecida, donde lo recibieron millares de fieles que se guarecieron de la lluvia y el frío con abrigos y paraguas, para una misa ante el santuario de la santa patrona de Brasil.

Francisco llegó en helicóptero desde la ciudad vecina de Sao José dos Campos, a donde se trasladó en avión desde Rio de Janeiro, sede de la Jornada Mundial de la Juventud.

El pontífice argentino fue aclamado por la multitud que se aglomeraba frente al gigantesco templo en el interior del estado de Sao Paulo que recibe a peregrinos de todo el país que acuden a rendir ofrendas y rezar ante Nuestra Señora de Aparecida, patrona de Brasil.

“Puede haber lluvia o sol, frío helado o calor sofocante, que miles y miles de personas vendrán a ver a nuestro papa porque esa es la fuerza de la fe del pueblo brasileño”, manifestó Taina Alves dos Santos, una secretaria de 29 años de edad, tiritando de frío bajo la llovizna.

Un frente frío afecta la zona sudeste de Brasil desde la llegada del papa a Brasil el lunes.

De hecho, el mal tiempo obligó al prelado a cambiar su viaje desde Rio, que iba a ser en helicóptero hasta Aparecida. Sin embargo, la lluvia y los fuertes vientos lo obligaron a tomar un avión hasta Sao José dos Campos y desde allí continuar el viaje en helicóptero hasta la sede de la misa papal.

En Sao José dos Campos había millares de fieles apostados contra la cerca que rodea la terminal aérea para ver a Francisco, quien los saludó a la distancia antes de abordar el helicóptero.

Antes de la llegada del papa a Aparecida, un animador dirigía a la multitud en himnos y cantos de “Francisco, Francisco”. En medio del ondear de banderas, los asistentes cantaban con entusiasmo las canciones que emanaban de los altavoces.

Fieles en Brasil se mostraron impresionados con el estilo humilde del primer jefe del catolicismo mundial proveniente de América Latina. Ese es el caso de Isabel de Jesús, de 56 años, una devota de San Francisco de Asís que viajó desde la ciudad de Sao Paulo para ver al papa en Aparecida.

“Él es el santo de los pobres, y por lo que veo, el papa Francisco es también el pontífice de los pobres. Es una persona humilde y llena de amor por los pobres. Creo que él va a luchar por los pobres y yo estoy aquí para animarlo a dar esa lucha”, expresó De Jesús, de 56 años, mientras se resguardaba de la llovizna helada bajo un alero junto a su esposo.

Durante la misa en Aparecida el pontífice pronunciará la primera homilía pública desde su llegada a Brasil el lunes para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, que atrajo a millares de peregrinos de todo el mundo a Rio de Janeiro.

El prelado tiene previsto volver a Rio al final del día para visitar un centro de atención de a drogadictos.

Expectación por reunión con Leonardo Boff

Francisco, el primer papa latinoamericano de la historia, quien ha mostrado una puesta en escena humilde y cercana a los pobres, tiene una manera diferente de enfrentarse a “viejos problemas”, lo que trae una “nueva primavera” a la Iglesia, escribió el exsacerdote y teólogo brasileño Leonardo Boff ayer martes.

“Son sus nuevos aires, nueva música, nuevas palabras para viejos problemas que nos permiten pensar en una nueva primavera de la iglesia”, estimó Boff, uno de los promotores de la Teología de la Liberación y quien fue condenado al silencio por el papa Juan Pablo II por sus posiciones radicales.
Boff definió al nuevo Papa como alguien que al provenir del “Tercer Mundo” trae “esperanza, alivio, alegría de vivir y pensar la fe cristiana”.

La prensa ha especulado sobre un encuentro entre ambos, ya que el teólogo participará en la jornada de clausura. Las versiones se basan en que el pontífice solicitó el libro “Francisco de Asís y Francisco de Roma”, escrito por el brasileño, y en que el Papa habría afirmado a una amiga que quería reunirse con él, aunque “sólo después de haber concluido la reforma de la Curia”.