Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de diciembre de 2022

Escritorio

Academia rechaza cambios curriculares del Mineduc por asignatura de Geografía

La Sociedad Chilena de Ciencias Geográficas criticó este jueves el cambio curricular de la asignatura escolar de Geografía, mediante la cual el Ministerio de Educación busca, según la agrupación, “despojar a este ramo de su potencial ciudadano y político, y dejarlo sólo como un cúmulo de conceptos teóricos sin aplicación para los estudiantes”.

Helmuth Huerta

  Jueves 25 de julio 2013 20:09 hrs. 
educación

Compartir en

Es tradicional que se diga que Chile es “una larga y angosta faja de tierra”, o “el país de la loca geografía”; que tiene “4 mil kilómetros de costa”; y que se abarque al territorio con la expresión “de Arica a Magallanes”. El país tiene una altitud máxima de 6.893 metros (en el volcán Ojos del Salado, en la Región de Atacama), y una profundidad máxima de 8.065 metros en el océano (en la Fosa de Atacama, que está entre Valparaíso y Antofagasta).

Por deslumbrantes que sean estos datos, ellos son más bien descriptivos, porque el conocimiento de la geografía permite además empoderarse de lo que sucede en el territorio, y de los usos que se da a la naturaleza.

Con ese enfoque como referente, la Sociedad Chilena de Ciencias Geográficas cuestionó la modificación curricular que impulsa el Ministerio de Educación sobre la asignatura escolar de Geografía, que según los expertos está siendo despojada de contenido social  re-encausada hacia una geografía más teórica, pero sin asidero en los territorios.

El cambio fue anunciado por el Ministerio de Educación en mayo, mediante un borrador de bases curriculares, que implica una serie de modificaciones de fondo.

Según la presidenta de la Sociedad Chilena de Ciencias Geográficas, la doctora en Geografía Marcela Sánchez, esta medida merma el derecho de los estudiantes a aprender sobre el espacio construido desde una perspectiva geográfica, instrumentalizando el conocimiento del territorio y dejando en segundo plano las relaciones entre la sociedad y su medio natural.

“No es positivo, la geografía es necesaria para que la relación entre el hombre y el medio sea adecuada. El conocimiento de eventos naturales extremos, problemáticas con el uso del espacio, la distribución de fenómenos, crecimiento de las ciudades, el uso de recursos y los problemas que aquejan al mundo rural”, son sólo algunos de los temas destacados por la especialista.

En concreto, el cambio significa que la asignatura de Geografía bloquea el conocimiento de instrumentos democráticos, como la participación ciudadana temprana frente a proyectos con impacto ambiental, la organización colectiva para hacer frente a megaproyectos inmobiliarios, eléctricos o mineros; o la asociatividad territorial para balancear la lógica del modelo económico extractivista de recursos naturales. O sea, según la sociedad Chilena de Ciencias Geográficas, se está despojando a este ramo de un enfoque ambiental, ciudadano y participativo, sin lo cual se convierte a esta disciplina en un cúmulo de conceptos inaplicables y puramente teóricos.

En la misma dirección, el académico de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, el geógrafo Marcelo Garrido, uno de los que lidera la organización de este movimiento en defensa de esta asignatura, dijo que “creemos firmemente que detrás de esta medida no sólo hay una ignorancia técnica, sino una intención clara por hacer desaparecer esta disciplina que hoy por hoy, no tenía nada de neutral. Nos oponernos a una media insólita que está llevando a cabo el Ministerio: la desaparición de la Geografía Escolar y con ello, la imposibilidad de formar a nuestros estudiantes en temas tan importantes como los desastres y catástrofes naturales; la preservación y conservación de nuestros ecosistemas; el avance del capital sobre los territorios rurales y el despojo de derechos tan básicos como el acceso al agua o a los recursos físicos. Para qué hablar sobre la conformación de las ciudades, los problema de movilidad urbana, la contaminación, la soberanía alimentaria y la forma de enfrentar los nuevos procesos migratorios”.

La ministra de Educación, Carolina Schmidt, rechazó esta crítica y dijo que el Gobierno sólo tiene interés en modernizar la malla curricular: “Los nuevos currículos aprobados por el Consejo, implementados hoy en el país, han fortalecido el estudio de la geografía, hay más materias por su importancia. Hay etapas de consulta para currículos de séptimo básico a segundo medio, hay un trabajo de expertos para analizar la enseñanza. No solamente no se disminuye, sino que ha crecido de acuerdo a una materia clave en un mundo globalizado”.

La Sociedad Chilena de Ciencias Geográficas junto a representantes de las 8 universidades en las cuales se imparte la carrera de Geografía en Chile, solicitaron una reunión con la ministra Schmidt, con la expectativa de acercar posiciones respecto del enfoque que debe darse a la asignatura escolar de la Geografía.

Síguenos en