Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 18 de agosto de 2022

Escritorio

Mesa de trabajo pone fin a paro de recolectores de basura

Durante toda la noche, trabajadores, municipios y gobierno negociaron para destrabar esta movilización que incluso amenazaba con sanciones y una crisis sanitaria en aquellos lugares donde no se estaba retirando la basura. Instalación de una mesa de trabajo puso fin a este conflicto y en un plazo de 60 días deberá entregar respuesta a las demandas presentadas por los recolectores.

Diario Uchile/Narayan Vila

  Miércoles 31 de julio 2013 6:44 hrs. 
recolectores paro

Compartir en

Luego de una extensa negociación que se prolongó durante toda la noche, los gremios de recolectores de basura, el gobierno y autoridades comunales llegaron a un acuerdo que permite poner fin al paro que se inició el pasado lunes.

De esta forma, se volverá de inmediato a las labores de recolección de basura, luego de alcanzar este acuerdo que contempla la instalación de una mesa de trabajo que en un plazo de 60 días deberá dar solución a las demandas planteadas por los trabajadores.

Recordemos que dentro de las demandas planteadas por los recolectores de basura, se contempla una mejora de los salarios y también de las condiciones laborales, en un trabajo muy expuesto a las enfermedades y lesiones.

El subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores, afirmó que uno de los objetivos que tendrá la mesa, que integrarán las empresas recolectoras, los trabajadores, los municipios y el gobierno, será elaborar un nuevo marco regulatorio que mejore las condiciones laborales para el sector.

Armando Soto, presidente de la Federación de Trabajadores de Empresas de Aseo, Jardines y Rellenos Sanitarios, en tanto, sostuvo que está conforme con el acuerdo y valoró la intervención del Gobierno porque se “tocaron temas más de fondo y con más seriedad”.

De acuerdo a todos los intervinientes en esta movilización, la normalización del retiro de la basura tardará por lo menos una semana.

Fracaso en la jornada previa

Sin acuerdo y con los dirigentes de la Federación Nacional de Sindicatos de Empresas de Aseo, Ornato, Jardines y Rellenos Sanitarios de Chile saliendo del edificio del Ministerio del Trabajo concluyó la reunión que sostuvieron este lunes las partes en conflicto.

Esto, segun los trabajadores, debido a un cambio de postura del ministro Juan Carlos Jobet, a quien los trabajadores acusaron de “no tener piso político en el Gobierno”.

Armando Soto, presidente de la Federación, señaló, muy molesto, que “el Ejecutivo cambió las reglas del juego” y que la solución del conflicto pasa únicamente por un tema de recursos.

“Los municipios le han dicho a todo el mundo que no tienen plata, las empresas le han dicho a todo el mundo que ellos tienen amarrados sus contratos en base a un presupuesto, entonces ¿de dónde van a salir las lucas? El Estado tiene que ponerlas, como las puso con el Transantiago o las AFP. Esta es una situación de riesgo en la que está involucrada la sociedad y la opinión pública, por lo tanto el gobierno tiene que tomar cartas en el asunto y tomar la decisión de que la única manera de solucionarlo es dando plata”, exigió.

La situación se tensionó tanto que el ministro de Salud, Jaime Mañalich, calificó como una “huelga ilegal” el paro indefinido de los trabajadores y anunció que el Gobierno dispondrá de todos los mecanismos legales para evitar una posible “crisis sanitaria”.

“Mañana vamos a empezar a instruir los sumarios sanitarios contra los municipios y específicamente los alcaldes, que han sido negligentes en la configuración o la mantención de contratos que aseguren el retiro de la basura y, por lo tanto, la salud de la población. Quiero recordar que esta es una función absolutamente inexcusable de parte de cada uno de los municipios”, aseguró.

Síguenos en