Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de diciembre de 2019

Escritorio

Reserva Huilo Huilo bajo amenaza por central hidroeléctrica

Incertidumbre genera el proyecto Central Hidroeléctrica Huilo Huilo, región de los Ríos, en un predio que comparten una forestal y una fundación, ambas de intereses dispares: un proyecto energético versus un ente de conservación ecológica. Dirigentes ambientales y mapuches han manifestado, que pese a la solicitud de que el proyecto se someta a la institucionalidad ambiental, aquí han primado los intereses empresariales.

Héctor Areyuna

  Domingo 4 de agosto 2013 9:47 hrs. 
huilo2

“Bajo amenaza de sanción”, la Superintendencia de Medio Ambiente requirió a la Forestal Neltume Carranco ingresar el proyecto “Central Hidroeléctrica Huilo Huilo” al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), ya que requiere de una Resolución de Calificación Ambiental.

Con esto se impide cualquier avance en la obra que se ubica al interior del predio Pilmaiquén, en el que también se encuentra la Fundación de conservación ecológica Huilo Huilo.

El proyecto contempla ser una central de paso, pero luego se aumentó su intención de capacidad generadora a 6 MW lo que llamó la atención de las autoridades.

Sin embargo, Mauricio Durán de la Red de Organizaciones Ambientales de Panguipulli asegura que la petición de la SMA tan solo garantiza el futuro del proyecto: “Se privilegia el tema empresarial por sobre el enfoque de conservación que debiera tener Panguipulli. Es un territorio en transformación, pensado en conservar los ecosistemas, entonces es contraproducente este guiño para que cualquier particular pueda hacer lo que quiera, sin consultar a las comunidades”.

Durán llamó a hacer una separación, entre la Forestal Neltume Carranco y la Fundación Huilo Huilo, que incluso ha sido reconocida por la Unesco por su misión de conservación de la naturaleza.

Sin embargo, la duda de las organizaciones es cuánto primó el peso de la conservación ecológica frente a los intereses empresariales, ya que los intentos industriales del empresario Víctor Petermann, cabeza de la Forestal, opacan los esfuerzos de la fundación.

El ambientalista apuntó que “esta empresa forestal ya tiene microcentrales hidroeléctricas que alimentan su proyecto turístico, están de los años ’60, pero ahora quieren inyectar energía al SIC, y se pierde toda perspectiva, se busca el lucro, un margen de ganancia por sobre la reserva”.

En ese sentido, Jorge Weke, dirigente del Parlamento Mapuche de Coz Coz, puso en duda la relación entre la forestal y la fundación, agregando que además se está frente a un proyecto que ha estado “muy oculto”.

Weke indicó que “esa relación no sé si cunde como fruto estratégico para defender el territorio, se complica la situación. El tema de la central no se dio a saber, no pasó por estudios de impacto ambiental, tampoco por instancias administrativas”.

El dirigente mapuche además lamentó la falta de consulta a los pueblos que está contenida en los organismos internacionales, ya que “no se ha aplicado ninguna consulta previa, contemplado en el Convenio 169. Se viene una lucha fuerte, se habla de centrales de pasada, pero uno ve que luego son un bloqueo de las aguas prístinas del territorio”.

Weke finalizó agregando que se están interviniendo drásticamente los recursos hídricos de la zona, sin darse a conocer los efectos que esto causaría en los ríos, por lo que se está coordinando un trabajo entre las comunidades y las autoridades municipales en pos de la protección del agua.

Radio Universidad de Chile intentó contactarse con voceros de la Fundación Huilo Huilo para que explicaran su relación con este proyecto y las verdaderas necesidades energéticas de la zona, lo cual por motivos de disponibilidad, fue imposible de concretar.