Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

A un siglo del escándalo, “La consagración de la primavera” vuelve a escucharse en Santiago

Dos conciertos ofrecerá este fin de semana la Orquesta Sinfónica para sumarse a las celebraciones por el centenario de la obra de Igor Stravinsky. El director húngaro Zsolt Nagy conversó con Radio Universidad de Chile sobre los detalles de las presentaciones.

Rodrigo Alarcón L.

  Martes 6 de agosto 2013 18:45 hrs. 
La consagración de la primavera


“Un espectáculo de una laboriosa barbarie”, “pestilente” y que “el público había acogido sin respeto”. Esa fueron algunas de las frases que utilizó el diario Le Figaro para reseñar el estreno de La consagración de la primavera. Imágenes de la Rusia pagana, realizado el 29 de mayo de 1913 en el Teatro de los Campos Elíseos de París.

La música había sido compuesta para los Ballets Rusos de Serguéi Diáguilev y su debut se produjo entre abucheos, insultos y hasta golpes protagonizados por grupos del público escandalizados con la pieza.

Un siglo más tarde la obra de Stravinsky es reconocida como una de las piezas fundamentales del arte del siglo XX y este año se celebra un centenario al que se sumará este fin de semana la Orquesta Sinfónica de Chile, que la interpretará el viernes 9 y sábado 10, a las 19:40 horas, en el Teatro Universidad de Chile.

Los conciertos serán encabezados por el director húngaro Zsolt Nagy, quien vuelve a Santiago luego de dirigir a la misma Sinfónica en agosto del año pasado.

Pese a que debe dirigir a más de un centenar de músicos que habrá sobre el escenario, el director sostuvo que La consagración de la primavera no es una pieza especialmente difícil para quien lleva la batuta: “En realidad es como una imagen que tiene la gente, pero hay piezas que son más difíciles para dirigir, incluso del mismo Stravinsky. Estoy pensando, por ejemplo, en Les Noces o en Petrushka, que son más difíciles de conducir. Para los miembros de la orquesta es un desafío cada vez, pero actualmente es parte del repertorio, no tiene una dificultad extraordinaria”, dijo.

Para Zsolt Nagy, La consagración de la primavera es una obra “actual y moderna”, pese a haber sido creada hace un siglo.

En ese sentido, explicó que “los elementos que usa Stravinsky, en realidad, no son nuevos. Cualquier persona que vivía en París en ese tiempo, especialmente por la influencia de la Exposición Universal de 1889, eso le dio la posibilidad al público de escuchar música de África, de Asia y de Estados Unidos, como el jazz. Entonces una gran cantidad de los elementos que puedes escuchar en Stravinsky y en Debussy estaban como en el aire. Por ejemplo, el jazz no era nada de nuevo, había una gran cantidad de cantantes de jazz en París en ese tiempo. Pero una música tan concentrada, tan rítmica y tan primitiva fue nueva para la audiencia burguesa de ese tiempo”, indicó.

Sergei Diaghilev e Igor Stravinsky

Sergei Diaghilev e Igor Stravinsky

Los conciertos de este fin de semana contemplan también el estreno del Concierto para flauta y orquesta Diálogo con el espacio agredido, del compositor italiano Gabriele Manca, que será interpretado por el solista Guillermo Lavado.

Las entradas tienen valores entre cinco y doce mil pesos para público general y desde $1.500 para estudiantes y se encuentran disponibles en Ticketek y las boleterías del Teatro Universidad de Chile, ubicado en la Plaza Baquedano.