Diario y Radio U Chile

Escritorio

Gobierno interino egipcio estudia disolver a los Hermanos Musulmanes

Las fuerzas de seguridad egipcias han desalojado por la fuerza la mezquita de Al-Fatah en El Cairo, donde varias centenas de simpatizantes de los Hermanos Musulmanes se refugiaban desde las manifestaciones del "viernes de la ira".

RFI

  Sábado 17 de agosto 2013 21:29 hrs. 
Egipto

Las multitudinarias manifestaciones del llamado “Viernes de la ira” han desencadenado un violento desalojo de la mezquita Al-Fatah, situada en la céntrica plaza Ramsés de El Cairo. Cerca de 700 personas escogieron refugiarse en la mezquita, donde confluyeron las marchas de protesta organizadas en la capital egipcia. A media tarde del sábado, las fuerzas de seguridad tomaron por asalto el recinto religioso. Según reportaron medios presentes en la plaza Ramsés, hubo un intercambio de tiros entre los partidarios de los Hermanos Musulmanes y la policía.

Minutos antes de la toma por asalto de la mezquita, el portavoz del gobierno interino, Sharif Shawki, informaba que “el ministerio de Asuntos Sociales esta estudiando” la disolución de la organizaciôn de los Hermanos Musulmanes. “Queremos reaccionar dentro de la estructura legal, a pesar de que nuestros adversarios no respetan la ley. El ministro encargado de las actividades de la organización va a estudiar las opciones legales que permitirían esta disolución, la proposición está siendo actualmente estudiada”.

Al menos 173 muertos es el saldo del “Viernes de la ira”, convocado después de la tradicional oración del viernes por los Hermanos Musulmanes, la cofradía a la que pertenece el depuesto presidente Mursi.

Pedían a sus partidarios a desfilar “pacíficamente” por “millones” en las principales ciudades del país. En El Cairo, los seguidores de Mursi se dirigieron hacia la plaza Ramsés, en el centro de la capital, para protestar por el desalojo de los campamentos de los pro-Mursi en el que según las autoridades, murieron al menos 578 personas, 2.200 doscientas en la versión de los Hermanos Musulmanes.

Los partidarios del depuesto Mursi llaman a una “Semana de la ira”, en protesta por la represión del gobierno y de las fuerzas de seguridad.