Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 29 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Organizaciones esperan negociar reajuste para el sector público antes de las elecciones

El sector público se dispone a discutir un nuevo reajuste salarial para los funcionarios fiscales, debate que estará marcado por tres variables principales: el aumento en el Ingreso Mínimo Mensual, la estabilidad macroeconómica en el país y el escenario electoral, que podría ensuciar o beneficiar la discusión.

Héctor Areyuna

  Sábado 17 de agosto 2013 20:56 hrs. 
anef


La semana pasada se iniciaron las conversaciones entre los gremios que integran la Mesa del Sector Público para decidir una propuesta de reajuste salarial, el último reajuste que establecerá el actual Gobierno.

Los 14 gremios que integran la instancia deben llegar a un acuerdo interno y presentar una propuesta en septiembre. Entonces se iniciará una negociación entre septiembre y octubre. Este martes continuará  el trabajo en este sentido.

Todo esto lo explicó el presidente de la Agrupación de Funcionarios Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, quien además agregó que esta negociación debe evitar la discusión con el Gobierno durante las elecciones: “Esta negociación de reajuste debe efectuarse antes de las elecciones de noviembre, porque si este Gobierno pierde las elecciones no va a tener mucho interés en seguir conversando con nosotros. Recordemos que el reajuste tiene que estar finiquitado el 1 de diciembre, porque empieza a regir desde esa fecha”, dijo.

De la Puente enfatizó que “es necesario que el reajuste, que es una señal importante para las negociaciones colectivas del sector privado, sea una muy buena negociación. Este es uno de los países con mayor desigualdad en el mundo y tenemos que ir superando eso”.

Tomando en cuenta que el pasado reajuste alcanzó el cinco por ciento y que el Ingreso Mínimo Mensual alcanzó un ocho por ciento de aumento este año, el sector público tiene amplias expectativas de llegar a una cifra de dos dígitos.

El presidente de la Confusam, Esteban Maturana, expresó que las condiciones están dadas para un aumento por sobre el 10% en los salarios del sector público: “Debería ser una propuesta en esa línea, porque si ya tenemos una señal de un 8,8 deberíamos incorporar la productividad, que ha crecido en este tiempo. Solo con esos dos elementos –productividad y reajuste al salario mínimo- estamos en una cifra como esa”, dijo.

Maturana agregó que al ser la última negociación del Gobierno de la Alianza, se espera que plantee un reajuste alto: “Este Gobierno debería cerrar con broche de oro su administración y esperan continuar, así que estimamos que debieran tener la convicción de que es necesario que los trabajadores de los servicios públicos sean partícipes de la mayor riqueza que la economía ha generado en los últimos años”, afirmó.

Según Raúl de la Puente, el año pasado quedaron pendientes mesas de negociación sobre viáticos, honorarios, cuidado infantil, acoso laboral y otros temas que no se han cerrado con el Gobierno y se buscará trabajar de forma paralela.