Diario y Radio U Chile

Año XII, 29 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores de la salud analizan propuestas para nuevo hospital de Buin

Esta semana los ciudadanos de la comuna decidirán si apoyan la propuesta de construcción de un nuevo hospital que plantea el alcalde o si adhieren a la alternativa que les dio el ministro de Salud la semana pasada, después de que sostuvieran varias movilizaciones ante el mal estado en el que está el actual recinto.

Paula Correa

  Sábado 17 de agosto 2013 20:56 hrs. 
buin





Durante la jornada de este lunes, los trabajadores de la salud del Hospital de Buin se reunirán para zanjar las diferencias sobre cuál propuesta aceptarán para avanzar hacia la obtención de un nuevo recinto de salud para la comuna. Esto, después que hace algunas semanas los trabajadores salieran a la calle a evidenciar las pésimas condiciones en la que está el Hospital San Luis.

El centro médico sufrió serios daños en el terremoto de 1985 y desde entonces se espera su reparación. Para 2008 se logró incorporar su reposición en el Fondo de Inversiones Nacional y se proyectaba iniciar la construcción el 2010, sin embargo, las autoridades cancelaron el proyecto argumentando que, con el terremoto del 27 de febrero habrían surgido “nuevas prioridades”.

Por eso, han seguido operando con una infraestructura dañada que cada vez se vuelve más insuficiente, a lo que se suma falta de personal y la nula inyección de recursos.

Sebastiana Campos, presidenta de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats) en el Hospital de Buin, dijo que “tenemos 40 camas para medicina y cirugía. En urgencias se hospitalizan en camillas, en malas condiciones, en una sala donde no hay calefacción, solamente una estufa. No están las condiciones como para que los pacientes se duchen, para hacerles aseo, no hay privacidad. También hay falta de personal, de médicos. ¿Qué pasa si un paciente se cae de una camilla? Van a responsabilizar al hospital, pero estamos trabajando en muy malas condiciones. Es indigno para los trabajadores y para los usuarios”.

“Nosotros ya no atendemos, nosotros pisoteamos la dignidad de los pacientes”, expresó Sebastiana.

Esta desesperación llevó a que durante las últimas semanas los trabajadores del servicio y sus propios pacientes se movilizaran, amenazando también con una gran movilización para este martes 20 de agosto.

Pese a que el ministerio de Salud había descartado públicamente un nuevo hospital o más recursos para la zona, argumentando que la cartera “está al máximo del gasto que es tolerable”, el miércoles pasado surgió una instancia de diálogo.

La Presidenta de la asociación base de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios (Fenpruss), Jiafne León, explicó que “se acaba de comprometer la compra de un terreno y priorizar la construcción de un hospital para Buin y Paine. Se comprometió un hospital de mediana complejidad, con 150 camas para empezar, con una proyección de 200 camas por el crecimiento y envejecimiento de la población, ya que no damos abasto con las camas de medicina, porque hay muchos pacientes crónicos en este sector”.

La dirigenta expresó que esta es una buena opción, ya que permite contar con un sitio de mayores proporciones, pensando en satisfacer las necesidades actuales y ampliarse en caso de ser necesario.  Esto, añadió, no lo resuelve la propuesta del municipio, que pretende construir el hospital en el centro de la ciudad.

El alcalde Ángel Bozán indicó que la propuesta del ministerio no es conveniente, ya que sólo busca retrasar el proceso: “Ahora empiezan a hacer maniobras dilatorias. Después de que el ministerio ya tiene un proyecto y un diseño, empiezan de nuevo a planificar, a buscar terreno y a encandilar con luces de colores y no con soluciones reales. Obviamente es un tema que vamos a conversar. Espero que el ministro nos reciba el próximo martes”, indicó.

El alcalde afirmó que, de todas maneras, realizarán la movilización que estaba acordada para este martes 20 de agosto y llegarán al Minsal a entregarle una carta al ministro. Por otro lado, este lunes las federaciones de trabajadores decidirán si adhieren a esta marcha o comienzan un trabajo conjunto con las autoridades.