Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de octubre de 2022

Escritorio

Cores: Ausencia de ley orgánica empaña debut de elección directa

La elección directa de los Consejeros Regionales es una de las principales novedades en las próximas elecciones del 17 de noviembre. Este sufragio reemplaza la designación indirecta mediante los concejales, y aún queda por discutir en el Congreso la nueva Ley Orgánica que definirá sus funciones, una ausencia de actualización legal que delimita las atribuciones que tendrá este organismo de gobierno regional.

Juan San Cristóbal

  Martes 20 de agosto 2013 13:51 hrs. 
voto elecciones

Compartir en

Las elecciones del próximo 17 de noviembre tienen entre sus hitos la elección directa de los consejeros regionales, cargo administrativo que desde ahora será elegido mediante sufragio universal. Esta será la papeleta más grande que recibirán los participantes del proceso electoral, quienes sólo podrán marcar una de las alternativas.

El propósito del Consejo Regional (Core) es sumar representantes ciudadanos en una mesa coordinada con el Gobierno. Es presidida por el intendente, compuesta por dos consejeros por provincia, más un número determinado según población. La principal misión es derivar los fondos del Ejecutivo para la ejecución de proyectos de gestión ministerial.

Son 278 consejeros a lo largo del país definidos por circunscripción provincial, con cinco excepciones de localidades que se dividirán para sumar una mayor cantidad de representantes. Ahora el número es proporcional a la cantidad de habitantes, con un mínimo de 14 Cores en seis regiones en los extremos norte y sur del país, en contraste con los 34 miembros en la región Metropolitana.

Son elegidos mediante elección proporcional de cifra repartidora, similar a los concejales y tienen un tiempo de mandato de cuatro años. Los candidatos se agruparán en listas y pactos, pero cada ciudadano deberá elegir un solo nombre, además su remuneración bruta alcanza los 600 mil pesos y depende del número de sesiones al que asistan durante el mes.

El subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores, destacó que es la transformación más importante respecto de los Cores desde su creación, y subrayó los dos lineamientos en torno al trabajo que compete a esta instancia de administración regional: “Tienen dos ámbitos de acción; responsables de planificar el desarrollo estratégico del a región, con atribuciones y decisiones importantes. Lo segundo, tomar decisiones de inversión del Fondo de Desarrollo Regional, cada día más significativos. El FNDR seguirá aumentando, entonces para la planificación es bueno que sean elegidos por sufragio universal”.

Daniela Tejada, encargada de Estudios de Fundación Ciudadano Inteligente, señala “que ellos tengan mayor cercanía y aprobación de su comunidad, es un beneficio para la distribución de los recursos, además de fiscalizar el desempeño del Intendente. Siendo estos designados con los concejales, no hay feedback ciudadano por esta figura, pero ahora están pendientes de sus representantes, así como de los distintos planes de desarrollo regional”.

ATRIBUCIONES
En los consejeros regionales, existe expectación por la elección directa de los nuevos miembros del Gobierno Regional, a diferencia de la designación mediante concejales que fue suprimida. No obstante, surgen reparos ante la discusión de la Ley Orgánica que regulará sus atribuciones, la que aún no es despachada desde el Ejecutivo al Congreso, por lo que difícilmente estará vigente antes del 14 de marzo de 2014, fecha de inicio del período de consejeros elegidos por voto popular.

Para Leonardo Grijalba, miembro del Gobierno Regional Metropolitano, es necesario establecer mayores atribuciones de los Cores, al tener una representación mayor que un parlamentario. A su juicio, “para un contrapeso parlamentario tiene que existir mayores facultades. Hay un universo electoral que abarcan los consejeros que son 900 mil habitantes en la región Metropolitana, mucho más que algún parlamentario representa. Tiene que haber una modificación para que esto se desarrolle, y no que la ciudadanía castigue a los consejeros en la primera votación, al no tener una función delimitada como en otros países”.

Daniela Tejada indica que este período permitirá entender el marco de trabajo de los cores, además de “democratizar estas instancias, aprender de estas instancias y mejorar los niveles de transparencia y competencias, en la medida que la población se vea más ligada a la labor de gobierno”.

La ausencia de un nuevo documento orgánico deja aspectos sin discusión, tal como las dietas de los consejeros, que bordearán los 600 mil pesos, lo cual genera especial atención al ser ellos los encargados de administrar los fondos fiscales destinados a cada región a través de los ministerios.

INTENDENTE
Otro punto en debate es la elección directa del Intendente, que actualmente ejerce como presidente del Gobierno Regional, figura que desde hoy recae en uno de los miembros electos, elegido por sus pares. El Ejecutivo rechazó la propuesta del Congreso porque esta figura también sea elegida mediante el voto.

El diputado Ramón Farías, integrante de la comisión de Gobierno Interior y Regionalización, indicó que es una medida que potencia la política regional: “Una de las diferencias que teníamos con el gobierno, respecto de las atribuciones del presidente del Consejo Regional, si sería nominal o con atribuciones. Al ser electo, el intendente pasa a dirigir el Consejo, y es coherente para una decisión en torno a una política regional, más que a una política del gobierno de turno”.

Respecto del rechazo a esta medida, el Subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores, establece que “tenemos un sistema de gobierno definido, unitario”, y señala que la elección popular del Intendente obliga a “cambiar el modelo político completo, de raíz”, en alusión a un sistema federal. En tanto, Daniela Tejada, de Ciudadano Inteligente, apunta que “el Presidente requiere un cargo de coordinación para su plan de Gobierno, que descentralice y responda a las líneas del Ejecutivo. Si el Intendente es elegido, hay dos guías de acción distintas entre el gobierno regional y el Ejecutivo, alejando un proyecto global de país”.

Cumplido el plazo de inscripción legal, el pacto Alianza presentó una lista única para sus consejeros, mientras que la Nueva Mayoría inscribió dos separadas, al igual que en las últimas elecciones municipales. Existen dos listas con unión de partidos, una con Igualdad y Ecologista, y otra que une al Partido Progresista con los liberales. El Partido Regionalista Independiente tenía contemplado también inscribir una lista para los próximos comicios.

Síguenos en