Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de agosto de 2022

Escritorio

Barómetro de Política y Equidad:

“Entendemos al Gobierno como un bloque y esta gestión no tiene esa característica”

La presentación del sexto volumen del Barómetro de Política y Equidad, de la Fundación Equitas, realiza un análisis al último mensaje del Presidente Sebastián Piñera y un balance a la gestión de Gobierno. Los especialistas recalcan la cantidad de compromisos en contraste con los avances reales, además del escenario político que deja esta administración.

Juan San Cristóbal

  Martes 20 de agosto 2013 19:27 hrs. 
210513-03-07-a

Compartir en

El Barómetro de la Política y Equidad es un análisis político realizado por la Fundación Equitas, en conjunto con la Fundación Friedrich Ebert, enfocado en la evaluación, estudio y aporte en materias de contingencia que marcan la actividad política.

El sexto volumen, correspondiente al primer semestre, aboca el estudio a las promesas del último discurso de 21 de mayo de Sebastián Piñera, a modo de balance del Gobierno que encabeza. Dividido en diez áreas, distintos expertos llevan las promesas a la pizarra.

Pamela Díaz-Romero, directora ejecutiva de Fundación Equitas, destacó que existe un modelo de gestión privada que no logró adecuarse al esquema del Ejecutivo, demostrado en conflictos de interés y otros problemas de gestión que levantaron críticas hacia La Moneda.

“Este gobierno retrató un espíritu de incapacidad de serlo. Las agendas personales son más relevantes que las agendas políticas, y es evidente con un Gabinete de expertos que se retira, y todos los ministros salientes se van por conflicto de interés. Entendemos al Gobierno como una suerte de bloque, más allá de diferencias internas, y esta gestión no ha tenido esa característica”, dijo.

Pamela Díaz-Romero es también la encargada del área de género, donde establece una hipótesis de “articulación de la mujer”, ya que el Ejecutivo dispone de dueñas de casa para ejecutar la planificación de políticas públicas a cambio de bonos en dinero.

En otros temas, el economista Hernán Frigolet subraya la pérdida de credibilidad para las estadísticas oficiales, lo cual incide en el diseño de programas sociales. A juicio del académico, la gestión financiera deja un escenario inferior a la próxima administración: “La próxima administración tendrá finanzas públicas debilitadas por dos flancos. La reforma tributaria que hizo este gobierno disminuyó la carga tributaria, no hay dos lecturas, sólo que bajan los impuestos. Hay parámetros clave como crecimiento a largo plazo para favorecer su gestión, y el precio del cobre, que entregan una plataforma de gasto que está bastante más constreñida”.

Por su parte, Patricia Silva, ex directora del Trabajo que aborda el área laboral, ejemplifica en la discusión del salario mínimo o el reajuste, la disposición del Gobierno para dialogar con representantes de los trabajadores. En otra arista, enfatiza la ausencia de debate político respecto del modelo previsional.

“Hay propuestas dando vueltas, y no se han adoptado las medidas. Seguir insistiendo que es un tema de información, que acumulemos más, qué más si se cumple con el pago de una cotización fijada por ley. Se generan lagunas, sobre todo en el caso de la mujer, pero aunque una persona cumpliera toda su planificación, no alcanza a tener una jubilación que bordee el 70 por ciento de su salario, estamos muy lejos de eso”, indicó.

Los analistas establecen el terremoto como un simbólico punto de inicio para un sector sin experiencia de Gobierno, forzado a desarrollar un plan de políticas sociales y lograr empatía ciudadana, sin herramientas para atender las demandas de los movimientos sociales.

Síguenos en