Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Ministro de Cultura anuncia creación de espacios para la lectura en hospitales y centros del Sename

Esta mañana se inauguró el seminario internacional sobre fomento a la lectura, que contó con la participación de la Ministra de Educación, Carolina Schmidt y la Directora de la DIBAM, Magdalena Krebs, quienes se sumaron a las palabras del titular de Cultura, Roberto Ampuero, para invitar a los chilenos a enriquecerse leyendo.

Diario Uchile

  Miércoles 21 de agosto 2013 15:35 hrs. 
Ministro Ampuero y Magdalena Krebs en Seminario Fomento a la Lectura



“Un país que no lee es un país pobre”. Con esa frase el Ministro de Cultura, Roberto Ampuero, dio inicio al Seminario  Lee Chile Lee, “Cómo leemos el mundo. Nuevas miradas para fomentar la lectura”, inaugurado esta mañana en el Centro de Extensión de la Universidad Católica, y que contó con la presencia de la Ministra de Educación, Carolina Schmidt, y la Directora de la DIBAM, Magdalena Krebs.

El encuentro fue la oportunidad para realizar la cuenta pública anual del Plan Nacional de Fomento de la Lectura, Lee Chile Lee, y presentar sus avances y metas. Entre los principales anuncios, se considera la dotación de nuevos espacios para la lectura, en lugares donde muchos no pueden llegar, y en otros no son convencionales, como hospitales, hogares de niños y centros de detención preventiva del Sename, donde este año se habilitarán 10 salas de lectura, con 100 libros para cada lugar.

Para el titular de Cultura, “una de las prioridades del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes es construir un país lector, donde los ciudadanos, sin importar su edad o su estrato socioeconómico, aprecien y disfruten la lectura como parte fundamental de sus vidas, y que descubran en ella una oportunidad de crecimiento íntimo y personal, y de un desarrollo social que abre puertas a nuevas oportunidades de integración”.

A su vez, la ministra Schmidt destacó la necesidad de desarrollar la lectura en los más pequeños: “Para lograr el desarrollo lector temprano, es necesario facilitar el acceso a libros de calidad a los niños cuando son muy pequeños, libros adecuados a sus necesidades de desarrollo. Pero también es necesario que los adultos que los provean de experiencias gozosas y enriquecedoras en relación a la lectura, mucho antes de que los niños comiencen a leer por sí mismos”.

Magdalena Krebs, directora de la Dibam, añadió la preocupación de  la institución por dotar al país de servicios bibliotecarios de primer nivel. “Es así como dos de las Bibliotecas Públicas inauguradas bajo el sello del Plan Nacional de Fomento de la Lectura han sido reconocidas en las dos últimas Bienales de Arquitectura celebradas en Chile: Licantén el 2010, y Palmilla el 2012”, señaló la directora de la Dibam.

Es importante señalar que para cada sitio donde se implementen los nuevos espacios, se entregará la preparación necesaria a través del Programa Nacional de Formación de Mediadores, inaugurado con este seminario, y que continuará con un ciclo de capacitaciones en cuatro regiones del país: Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y Maule.

Camino recorrido y trabajo en regiones

En cuanto a los avances, el Ministro destacó las más de 30 mil iniciativas apoyadas, con impacto directo en la comunidad, como la revista Calcetín con Papa, del Centro Chileno Nórdico de Literatura Infantil, proyecto que nació en la población Lautaro de Valparaíso y que llegó hasta Puerto Saavedra, en la Región de La Araucanía, como una manera de impulsar la escritura en niños y jóvenes, quienes crearon y llevaron adelante sus propias publicaciones. Otro proyecto innovador presentado por el Centro Cultural del Registro Civil, fue “Identifícate con la lectura en espacios públicos”, que implementa lugares de lectura para aprovechar los tiempos de espera al momento de hacer trámites.

De esta forma, ya son 300 las actividades implementadas, según el Primer Catastro Nacional de Iniciativas de Fomento Lector, a las que se suman campañas como “Un cuento al día”, que incentiva a los adultos a leer diariamente a sus niños, mediante un suplemento impreso y distribuido por todo el territorio nacional de manera gratuita, sumando 600 mil ejemplares con cuentos de autores nacionales, como Alicia Morel y Floridor Pérez.

Acorde con el propósito de descentralizar la cultura, las regiones han sido parte fundamental del programa “Lee Chile Lee”, donde se han realizado alrededor de mil 200 actividades, entre cuentacuentos, capacitaciones a mediadores de lectura, itinerancias de escritores, talleres literarios, concursos, campañas, seminarios, permitiendo llegar a más de 800 mil personas.