Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Zaida González: Cómo un premio puede convertirse en un castigo

Hasta el 15 de septiembre se mantendrá abierta en el Museo de Arte Contemporáneo la exposición "El castigo", de la fotógrafa que ganó el premio Rodrigo Rojas De Negri 2012. La autora habló con Radio Universidad de Chile sobre el contenido político de su obra y otros detalles de la muestra.

Rodrigo Alarcón L.

  Viernes 30 de agosto 2013 16:02 hrs. 
Zaida González - El Castigo

43 fotografías elaboradas en los últimos dos años en Chile, Venezuela y Francia son las que conforman El castigo, exposición que se presenta en el segundo piso del Museo de Arte Contemporáneo, que acaba de reabrir su sede en el Parque Forestal luego de permanecer cerrado por más de diez días.

La muestra fue programada luego que Zaida González recibiera el año pasado el premio Rodrigo Rojas De Negri, que este año se adjudicó Alejandro Olivares.

Zaida González inició su trabajo en el año 2000 y desde entonces ha tratado temas como la sexualidad, el género y la religión, en series como Conservatorio celestial y Cinturón de castidad. La nueva exposición utiliza imágenes captadas en forma análoga y en blanco y negro que luego son coloreadas, aunque también recurre al formato digital.

Al definir su trabajo, Zaida González dijo que “es la elaboración de un imaginario. Sentimientos, rabias, cosas que tengo que se traducen en puestas en escena. Como pinto las fotos, tengo mis colores propios y no son fotos de registro.

Asimismo, indicó que el nombre de la muestra surgió porque “el premio se convirtió en un castigo por cosas de burocracia y trámites que hicieron que no fuera muy fácil desarrollarla. Para toda había que pedir algo, seguir ciertos pasos, entonces no fue muy fluido”.

“Además, el trabajo habla de sensaciones y estados medios negativos del ser humano, entonces es como un castigo”, añadió.

En ese sentido, la exposición también apunta a un contenido político: “A todo lo que pasa en este país con los abusos de poder en todas las instituciones. Incluso en el arte podemos ver que hay abuso de poder, que hay burocracia, que hay jerarquías, que te miran en menos en todos lados, siendo que el arte debería ser algo más libre y más fácil para todas las personas a las que tanto nos cuesta vivir con esto. Siempre se hace difícil”.

Por otra parte, Zaida González dijo no sentirse cómoda con una de las etiquetas que habitualmente se ha utilizado para describir su trabajo: lo kitsch. “No me considero así, porque mis gustos son de verdad. Los kitsch consideran algo feo y se adueñan de eso para hacer una representación, consumen y tienen algo porque consideran que es de mal gusto, pero para mí es de buen gusto. A mí me gusta y es parte de mi vida, entonces no me gusta que me digan kitsch. A lo mejor yo soy kitsch y soy de mal gusto en lo social, pero no me gusta verlo de una forma tan consciente”, explicó.

El castigo de Zaida González permanecerá abierta hasta el 15 de septiembre en el MAC Parque Forestal y se puede visitar de martes a domingo, entre las 10:30 y las 18 horas.