Diario y Radio U Chile

Año XII, 29 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Magistrados piden perdón por sus “acciones y omisiones” en dictadura

Representantes del Poder Judicial reconocieron una “responsabilidad histórica” de la institución y pidieron perdón a las víctimas de la dictadura y sus familiares por haber incurrido en acciones y omisiones impropias de su función, que contribuyeron a la desprotección de los derechos humanos en una época en la que fueron particularmente vulnerados.

Oriana Miranda

  Miércoles 4 de septiembre 2013 15:31 hrs. 



El directorio de la Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial de Chile pidió perdón “a las víctimas, sus deudos y la sociedad chilena” por sus acciones y omisiones durante la dictadura, que entorpecieron el acceso de la justicia a miles de personas cuyos derechos fundamentales estaban siendo vulnerados.

A pocos días de cumplirse 40 años del golpe militar, la Asociación asume públicamente que “la inadmisibilidad o el rechazo por parte de nuestros tribunales de miles de recursos de amparo, muchos de los cuales fueron fundadamente interpuestos en nombre de compatriotas de cuya suerte nunca más se supo,  la negativa sistemática a investigar las acciones criminales perpetradas por agentes del Estado y la renuencia a constituirse personalmente en centros de detención y tortura, sin duda alguna, contribuyeron al doloroso balance que en materia de derechos humanos quedó tras ese gris período”.

La Asociación explica que “este perdón que hoy se pide, lejos de constituir una actitud de animadversión gratuita hacia algún sector, persona o grupo, constituye la genuina expresión de un compromiso férreo y claro en el presente y hacia el futuro de nuestra judicatura con la tutela, protección y promoción de los derechos fundamentales de la persona humana, incluso y muy especialmente en contextos en los cuales estos se vean más expuestos y vulnerables, como garantía de que nunca más a las personas que habitan el territorio de nuestro país les será vedado el acceso a la justicia”.

En ese sentido, instan a la Corte Suprema “a realizar también la necesaria reflexión crítica en relación con sus propias actuaciones y omisiones del pasado, mediante las cuales no dispensó a los perseguidos ni a las víctimas la protección jurisdiccional que tanto y reiteradamente le fue reclamada”.