Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Estados Unidos baraja permitir control de armas químicas en Siria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que dará una oportunidad a una propuesta rusa sobre las armas químicas sirias. Sin embargo, ordenó al Ejército estar listo, lo que fue condenado por su par ruso, Vladimir Putin.

Diario Uchile

  Miércoles 11 de septiembre 2013 17:45 hrs. 
manifestantes-siria-afp

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que la propuesta para que Siria permita el control de armas químicas sólo se aceptará si Estados Unidos y sus aliados renuncian a atacar al país árabe.

La respuesta de su par estadounidense no se hizo esperar. “Tenemos que defendernos de la máquina militar de Al Assad. Nadie duda de que se hayan usado armas químicas en Siria”, expresó Barack Obama en un discurso televisivo.

Paralelamente, Damasco aceptó firmar la convención que prohíbe el uso de armas químicas, un reclamo que también provenía desde Washington. John Kerry, secretario de Estado del país norteamericano, dijo que un plan presentado por Rusia debe implicar consecuencias en el caso de que Siria no lo cumpla.

Mientras los contactos prosiguen en la ONU, John Kerry se reunirá este jueves en Ginebra con su colega ruso, Sergei Lavrov, para conocer con exactitud la propuesta de Rusia propone para desarmar a Siria y hasta dónde está dispuesto a llegar para disipar las dudas de EE UU, Francia y el Reino Unido, que temen que todo esto no sea más que una maniobra para impedir la acción militar.

“Entendemos que la concreción de esto puede llevar algún tiempo, pero no estamos interesados en tácticas dilatorias”, dijo este miércoles el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

En su discurso a la nación en la noche del martes, Obama dijo que estaba dispuesto a darle oportunidad a la propuesta rusa, pero advirtió que el Ejército norteamericano estará “listo para responder” de fracasar esta negociación, lo que significa que el portaaviones USS Nimitz se mantendrá en el Mar Rojo y los cinco destructores con misiles crucero seguirán posicionados en el Mediterráneo.

Esto ha sido rechazado por Vladimir Putin, que afirmó durante una entrevista con un canal ruso que “no se le puede pedir a Siria, o a cualquier otro país, que se desarme unilateralmente mientras se contempla una acción militar”.

Sin embargo, de naufragar la opción diplomática, el presidente de Estados Unidos se encontraría de nuevo ante la realidad de un Congreso y una opinión pública que se oponen una intervención armada en Siria.