Diario y Radio U Chile

Año XIII, 18 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Trabajadores del Registro Civil afirman que ministra de Justicia “no ayuda al diálogo”

“No es un problema puntual de este Gobierno” señalan los trabajadores del Registro Civil. Las dificultades laborales del servicio se arrastran desde hace muchos años, según comentan los funcionarios. Sin embargo, la figura de la ministra Patricia Pérez “no ayuda en el diálogo”, agregaron en medio de un conflicto que sigue sin acuerdo.

Paula Campos

  Martes 17 de septiembre 2013 16:57 hrs. 
paro registro civil



El origen de los conflictos que llevaron a paro a los trabajadores del Registro Civil se remonta al año 2011, momento donde se iniciaron las conversaciones con el entonces ministro de Justicia, Teodoro Ribera, respuestas que aún no se concretan.

Previo a ello, en 2008, una prolongada huelga permitió que los descontentos funcionarios, alcanzaran algunos avances en sus demandas: normalizar la planta del servicio, es decir, contratar más personal y reducir el número trabajadores a honorarios, además de contar con un instrumento que les permitiera obtener una asignación por los trabajos adicionales realizados, eran parte del petitorio de octubre de ese año, cuando el ministro de Justicia de Michelle Bachelet era Carlos Maldonado.

En la historia del conflicto, ya desde el gobierno de Ricardo Lagos, y el impulso a la modernización del Estado (2003), los trabajadores empiezan a ver cómo sus funciones se multiplican con la misma dotación e igual remuneración, además el cumplimiento de metas se vuelve un factor crucial en el cálculo de los ingresos mensuales, según explican hoy sus funcionarios.

A la espera de que se pueda poner fin al prolongado paro que se inició a fines de agosto, los trabajadores revisan el ayer y cómo el Registro Civil ha acarreado una serie de problemas que hace de sus trabajadores uno de los peor pagados del ministerio de Justicia, según sus balances.

Jenny Oyarzún, secretaria nacional de la Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio de Registro Civil e Identificación, insistió en que este no es un problema del Gobierno actual, sino más bien una falla del Estado que no trabaja por la mejora de las condiciones laborales del sector público.

Sin embargo, la dirigente fue clara en señalar que la ministra Patricia Pérez ha sido un punto crucial del desencuentro.

En este sentido, Jenny Oyarzún aseguró que “no, con el señor Bulnes no tuvimos diálogo, con el señor rivera sí tuvimos diálogo y con él íbamos muy bien encaminados. La actual ministra era subsecretaria, sabía toda la historia, por lo tanto, a nosotros nos sorprende la intransigencia de la ministra, cuando ella no está recién en conocimiento de lo que está pasando, sino que conoce la historia de todo este proceso”.

La vicepresidenta de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) Nury Benítez,  reflexiona sobre el sobre el pasado y la contingencia.

En esa línea, la dirigenta de los empleados fiscales afirmó que “el sector Justicia es un área bastante desmejorada y en el sector del Registro Civil las remuneraciones son bastante bajas en comparación con el resto del sector público. Yo creo que este Gobierno además donde su estilo se caracteriza por no atender las demandas y no generar las soluciones a los conflictos porque es un Gobierno que no negocia”.

Pese a los históricos antecedentes, para la dirigenta “este conflicto se pudo solucionar (…) se requería liderazgo de la ministra (Patricia Pérez), liderazgo en el gobierno, que requería conversar, dialogar y negociar” responsabilizando a las autoridades de su incapacidad para llegar a acuerdo.

Los trabajadores se reunieron este martes con el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, y siguen a la espera de poder conversar y finalmente alcanzar el acuerdo que deponga la huelga la prolongada huelga.

Cabe señalar que, en este Gobierno, el ex ministro Teodoro Ribera se sentó a negociar con los trabajadores. Los cambios de secretario de Estado estancaron las mejoras que la ministra Patricia Pérez, tuvo que retomar por la presión de la huelga. Desde hace 3 semanas (antes de la huelga de 2013) el organismo ofreció optimizar las condiciones laborales para el año 2014 y 2015, lo que fue rechazado por los trabajadores: “Claramente ellos ya no van a ser Gobierno y claramente no van a cumplir” dijo Nelly Díaz luego de oír esa propuesta.