Diario y Radio U Chile

Año XII, 10 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Comunidades persiguen cierre de Pascua Lama ante grave daño ambiental

La empresa Barrick Gold señaló que el fallo de la Corte Suprema que ratifica la paralización de las obras del proyecto Pasca Lama, les permite seguir avanzando en el cumplimiento de las exigencias de Superintendencia del Medio Ambiente. El abogado apuntó a exigir los mayores estándares de calidad para la instalación del proyecto, mientras, otras comunidades apuntaron a la revocación definitiva de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

Paula Correa A.

  Jueves 26 de septiembre 2013 20:09 hrs. 





“Barrick se compromete a operar con los más altos estándares ambientales en todas sus operaciones alrededor del mundo, incluyendo Pascua Lama. La compañía se complace de que el fallo permite que el proyecto pueda avanzar en el cumplimiento de todos los requisitos legales y reglamentarios”, aseveró la firma canadiense luego de que la Corte Suprema ratificara la decisión previa de la Corte de Apelaciones de Copiapó que suspendió las faenas de Minera Pascua Lama en el periodo de investigación.

La resolución de la Corte de Copiapó estuvo en línea con la sanción aplicada por la Superintendencia de Medio Ambiente, que el 24 de mayo aplicó una multa de cerca de ocho mil millones a Barrick y paralizó las obras de la iniciativa hasta que la empresa no ejecute el sistema de manejo de aguas en la forma prevista en su RCA. Sobre la resolución se refirió el abogado Lorenzo Soto, quien interpuso el recurso, en representación de comunidades Diaguitas del sector.

En este sentido, el abogado que defiende los intereses de las comunidades Diaguitas indicó que “manifestar nuestra conformidad y valorar la decisión de la Corte Suprema que ratifica la paralización del proyecto Pascua Lama en los términos que fueron solicitados por nuestros representados, las comunidades Diaguitas, que representa sin duda un hito de la mayor trascendencia de la historia de la justicia ambiental a la fecha”.

El abogado señaló que quedan otras aristas como el proceso de revisión ambiental al que debe ser sometido el proyecto. También hay otras acciones, como la presentada ante el Tribunal Ambiental, el que debiera fallar pronto respecto a la validez de los permisos.  Por último indicó que las comunidades piden que cualquier iniciativa minera se realice bajo los más altos estándares que exige el emprendimiento a nivel internacional, lo que no está ocurriendo en Chile. “No hay una oposición doctrinaria a la minería”, afirmó el abogado.

Pero no todas las organizaciones de la zona coinciden que aquí se debe rechazar totalmente la resolución de calificación ambiental del proyecto ante las faltas que ha cometido: El daño a los glaciares, las aguas, la contaminación que produce, el daño a los trabajadores y las irregularidades en el transporte por nombrar algunas. Así lo indicó Rodrigo Villablanca del Comité de Esperanza de Vida.

En esa línea, el dirigente del Comité Esperanza de Vida señaló que “es satisfactorio en parte sí porque el proyecto todavía va a estar detenido, pero nosotros queremos la revocación de la RCA de 2006 que se le otorgó a la compañia minera, lo que significa se revoque, que se cierre por grave incumplimiento de los compromisos adquiridos por la empresa, nosotros vamos a seguir en esa línea y es nuestro objetivo lograr que la empresa se vaya de la cordillera porque ya está más que comprobado el daño causado en los glaciares producto de los trabajos de la empresa y eso lo dice el informe de la Dirección Nacional de Aguas y hay distintas denuncias”.

Las organizaciones señalan que quedó demostrado que existen una serie de vicios. “La resolución es clara en señalar que este proyecto es una amenaza real a la vida, la salud y al medio ambiente”, afirmaron y cuestionaron el proceder ilegal y arbitrario de Barrick Gold. Además, indicaron que fallos como este apuntan a la defensa de la ciudadanía del extractivismo minero salvaje y afirmaron que “sí se puede ganarle a la cultura de muerte”.