Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de diciembre de 2019

Escritorio

Mineduc propondrá uso conjunto de términos “dictadura” y “régimen militar” en textos escolares

“Régimen militar” debería ser reemplazado por la palabra “dictadura” en los textos de estudio, según recomendaciones hechas por el Consejo Nacional de Educación (CNED) al ministerio de Educación (Mineduc). Mientras la secretaría de Estado pedirá que se apliquen ambos términos, expertos y estudiantes se inclinan sin dudar por “dictadura.

Paula Campos

  Jueves 3 de octubre 2013 19:45 hrs. 
DICTADURA-CHILE-PINOCHET

Las nuevas bases curriculares para seis ramos, entre séptimo básico y segundo medio, fueron devueltas con observaciones y sin aprobar al Mineduc, y entre los cambios propuestos, se incluye que en la asignatura de Historia y Ciencias Sociales se deberá utilizar la expresión “dictadura militar” en reemplazo  de “régimen militar”, según observaciones hechas desde el Consejo Nacional de Educación (CNED)

La ministra Carolina Schmidt insistió en que estas recomendaciones eran parte del “proceso regular” de la definición de las bases, por lo que ellos –según la regularidad de acción- plantearán que siga rigiendo el criterio 2012, es decir que se use indistintamente cualquiera de las palabras.

En este sentido, la secretaria de Estado explicó que “estamos en el proceso regular de evaluación, por lo tanto, el Consejo hace diferentes observaciones, una de las observaciones que hace el Consejo es en relación a nombrar como dictadura militar y nosotros vamos a responderle al Consejo como parte regular del proceso de evaluación mantener el criterio que el Consejo había estipulado para el 2012 de la utilización conjunta de ambos términos. Esto finalmente es parte del proceso”.

Para la Premio Nacional de Educación 2013 e investigadora de la Universidad de Chile, Beatrice Ávalos, no existen dos palabras: “Dictadura es el término que corresponde para denominar esa parte de la historia”.

Por esto, la académica aseveró que “fue un régimen de dictadura, no había libertad verdadera de expresión, no había posibilidad de pedir un cambio, ni había elecciones en la política ni en las prácticas que se llevaban en la época, o sea, en un sentido lingüista fue lo que fue”.

Los estudiantes secundarios ven con buenos ojos la observación hecha desde el Consejo, pues esto ayudaría a generar un cambio para las nuevas generaciones. Así lo apuntó Isabel Salgado, vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES).

En este sentido, la dirigenta estudiantil indicó que “frente a este cambio en el nombre es simplemente para que las próximas generaciones tengan otra visión de lo que fue la dictadura, porque estamos avanzando en la Historia claramente y ya pasamos la generación del miedo, la actual generación que no tiene miedo se está empoderando de sus espacios, pero las próximas generaciones que son los niños que vendrán, aquí es claro que hay una tendencia a ocultar lo que realmente pasó en Chile hace 40 años”.

Para el vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES), Moisés Paredes, el cambio representa un “avance”. Aun así, el dirigente estudiantil postula que el “reemplazo del eufemismo” no llevará a un “cambio de conciencia”, el que “sólo se lograría a través de las asambleas y las movilizaciones, siendo estos los únicos espacios que enseñan, hoy en día, educación cívica a los estudiantes”.

En cuanto a las modificaciones propuestas, otro de los alcances se hizo en Geografía, donde se pidió enfatizar más en el rol de la mujer en los acontecimientos históricos y equilibrar el tratamiento hacia los distintos pueblos originarios.

Que los estudiantes lean más lecturas contemporáneas, mejorar los objetivos del aprendizaje en Geometría y enseñar el tema de la experimentación con animales de acuerdo a los protocolos éticos internacionales, son otras de las recomendaciones hechas por el organismo liderado por Ignacio Irarrázaval, sociólogo de la Universidad Católica.

Actualmente los documentos se encuentran en fase de evaluación, instancia donde el ministerio puede responder a los alcances hechos por el CNED. Es finalmente el Consejo el que decide la aprobación de los textos, por lo que los argumentos y contraargumentos podrán ser debatidos entre ambos organismos, durante los próximos días, hasta alcanzar acuerdo.

Recordemos que la misión de este organismo autónomo, es cautelar y promover, de manera prioritaria, la calidad de la educación. En relación con el Ministerio de Educación, debe visar las propuestas del referentes a las bases curriculares para la educación parvularia, básica, media, y para las modalidades de educación de adultos y especial o diferencial.