Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores critican propuesta presupuestaria del ministro Jaime Mañalich

El Ministerio de Salud dio a conocer su glosa presupuestaria para 2014, poniendo énfasis en la ampliación de la red hospitalaria y especialmente en la construcción de hospitales concesionados. Trabajadores de la salud califican esta política como una privatización encubierta y denunciaron entrega de recursos fiscales para el “lucro”.

Javier Candia

  Jueves 3 de octubre 2013 21:00 hrs. 
Consultorios-premiados-por-excelencia



Al celebrarse este 3 de octubre el día del hospital, el ministro Jaime Mañalich, entregó los detalles del ítem de salud en el proyecto de erario nacional para 2014.

Según explicó el secretario de Estado, este presupuesto será el que más aumenta en todas las carteras, creciendo en un 7 por ciento,y llegando a 10 mil quinientos millones de dólares.

Los cuatro ejes son: los beneficios AUGE, la ampliación de vacunas para meningitis W 135 y papiloma humano, además del fondo para medicamentos a bajo costo -llamado fondo Ricarte Soto- que principalmente busca cubrir a los niños con enfermedades metabólicas y entregar drogas oncológicas no incluidas en el plan de garantías explícitas.

Pese a ello, más de la mitad del presupuesto será para red hospitalaria y concesión de recintos.

El Ministro Mañalich habló de un presupuesto histórico.

“Estamos llegando, insisto, a 10.500 millones de dólares, nos acerca mucho a la media de los países OCDE ese indicador, efectivamente, gracias sobre todo a la mejoría de la recaudación de Fonasa, la recaudación propia de los hospitales también ha mejorado en forma significativa”, aseguró.

En los nuevos hospitales concesionados se invertirán 1.657 millones de dólares entre establecimientos en obra y ejecución, destacando los nuevos hospitales de La Florida y Maipú.

Una mirada distinta tienen los trabajadores de los hospitales. Karen Palma, presidenta de la multigremial del Servicio de Salud Metropolitano Oriente, que agrupa a funcionarios de los ocho hospitales de dicha zona, comentó a Radio Universidad de Chile que la lógica de las concesiones e perversa.

Entre los puntos más graves está la precariedad laboral para los funcionarios, pero principalmente la entrega de recursos fiscales a privados, en desmedro de la atención a la población más vulnerable.

“Por mientras los hospitales públicos, la atención directa a los pacientes no tiene ningún tipo de insumo. Hace dos meses atrás tuvimos una movilización en el Calvo Mackenna porque no tenían ni siquiera bolsas de basura. Hace tres meses el Hospital del Tórax tenía una serie de exigencias en esterilización”, expresó.

Gabriela Farías, Presidenta de la FENPRUSS, entidad que agrupa a los profesionales universitarios de los servicios de salud, coincidió con este diagnóstico.

La dirigenta agregó que se corre el gran peligro de que por medio de este presupuesto, el actual gobierno busque dejar amarrada una lógica privatizadora que no pueda ser revertida por quien los suceda en La Moneda.

“Dejar amarrada también otras cosas, como por ejemplo el anuncio que hizo el ministro de la compra de días camas a privados, a tres años, que es una cuestión que evidentemente va a dejar nuestro presupuesto de los establecimientos obligado a tomar ciertas decisiones de índole más bien privatizadora en términos de traspasar los fondos públicos a los privados, dado que ya va a ser un acuerdo realizado por el gobierno actual, independiente de lo que los gobiernos posteriores pudieran señalar”, alertó.

El debate legislativo sobre el presupuesto de salud comienza el próximo miércoles y pese a estas duras críticas, el ministro Mañalich espera que se apruebe sin problemas.