Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de junio de 2020

Escritorio MENÚ

Cristina Fernández delega el mando por razones de salud

A raíz de un hematoma en el cráneo que la obliga a un mes de reposo, Cristina Kirchner delega la presidencia argentina. Ejercerá el mando el cuestionado vicepresidente Amado Boudou. El reposo abarca las cruciales elecciones legislativas del 27 de octubre.

RFI

  Lunes 7 de octubre 2013 15:04 hrs. 





Un mes de reposo es lo que los médicos le recetaron a la presidenta argentina tras diagnosticarle este sábado una “colección subdural crónica”, un hematoma en el cráneo que aparece tiempo después de un traumatismo.

Cristina Fernandez de Kirchner “sufrió un traumatismo de cráneo el 12 de agosto y los estudios no presentaron síntomas”, pero en exámenes realizados este sábado se le detectó “colección subdural crónica”, por lo que “se indicó reposo de un mes”, según un comunicado oficial leído por el vocero presidencial.

El médico cirujano Fernando Iglesias le explicó a AFP que “los hematomas subdurales ocurren cuando se junta sangre entre dos de las capas que recubren el cerebro. Y los síntomas aparecen entre la semana y el mes desde que se produjo el traumatismo.”

La noticia sorprendió en Brasilia al vicepresidente Amado Boudou, quien estaba realizando encuentros políticos en la capital. El número dos del ejecutivo debió anticipar su regreso a Buenos Aires este sábado por la noche puesto que deberá hacerse cargo del gobierno. El artículo 88 la Constitución establece que ante enfermedad del presidente, el cargo deberá ser asumido por el vice.

Boudou se vio involucrado en 2012 en un sonado caso judicial de conflicto de intereses por la supuesta compra, a través de un testaferro, de una empresa con tecnología para imprimir papel moneda (Compañía de Valores Sudamericana, ex Ciccone Calcográfica). Por otra parte, fue recientemente sobreseído por falta de pruebas en una causa por enriquecimiento ilícito y omisión en su declaración jurada.

El reposo impuesto a la presidenta correría hasta el 5 de noviembre, es decir, una semana después de las cruciales elecciones legislativas del 27 de octubre. El oficialismo sufrió su más importante derrota en las primarias de agosto y es la primera vez que llega tan debilitado a una contienda electoral.

Con 60 años y dos todavía por delante para concluir su segundo mandato, Cristina Kirchner venía desarrollando una intensa actividad para revertir el duro golpe de las primarias. El traumatismo de cráneo de hecho, lo sufrió un día después de esas primarias.

En una entrevista difundida este mismo sábado, la presidenta sostuvo que nunca pensó en una segunda reelección, para lo cual es obligatoria una reforma a la Constitución, que sólo autoriza dos mandatos consecutivos.