Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Firma de acuerdos comerciales con el Asia-Pacífico preocupa en sectores campesinos

Recientemente, el presidente Sebastián Piñera anunció las gestiones para alcanzar un tratado de libre comercio (TLC) con Indonesia, único país del Asia Pacifico con el cual aún nuestro país no logra ese tipo de acuerdos. Sin embargo, organizaciones campesinas, aseguran que los TLC, solo han traído perjuicios para su sector.

Javier Candia N.

  Martes 8 de octubre 2013 12:32 hrs. 
chile tlc


En el contexto de su participación en la Cumbre de los países del Asia Pacifico, el Presidente Piñera anunció que a partir de enero del próximo año comenzarán las tratativas con el gobierno indonesio para alcanzar un tratado de libre comercio.

La apuesta de la política exterior chilena es seguir potenciando acuerdos bilaterales con las naciones de esa zona del planeta.

Piñera explicó que además conversó con las autoridades de Hong Kong y Vietnam, con quienes ya tiene TLC, pero se pueden optimizar.

En este sentido, el mandatario señaló que “hoy tuve la oportunidad de conversar con el jefe administrativo del Gobierno de Hong Kong y también con el Presidente de Vietnam, con los cuales tenemos tratados, pero que tenemos que ponerlos en práctica y acordamos pasos importantes para acelerar la puesta en marcha de esos tratados, y también nos pusimos de acuerdo con el Presidente de Indonesia para iniciar las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio a partir de los primeros días de enero del próximo año”.

A diferencia de los demás países de América Latina, Chile -a partir del Gobierno de Eduardo Frei Ruiz Tagle- ha promovido TLC bilaterales por encima de otros mecanismos de integración multilaterales como forma de abrirse al mundo, llegando a ser uno de los Estados con más tratados de este tipo en el planeta.

Para el economista y académico, Hernán Frigolett, del grupo Nueva Economía, el nuevo TLC que propone el Presidente Piñera se explica en la lógica de fortalecer los acuerdos con Asia Pacifico.

En esa línea, el economista explicó que “en general el contexto político viene a reforzar la prioridad que tendría para Chile el Asia Pacífico y en ese sentido concentrar allí la mayor cantidad de TLC posibles y tener una relación bilateral que permita que lleguen productos chilenos en mejores condiciones que productos de otras partes del mundo que no tengan suscritos TLC con todos los países miembros del Asia Pacífico”.

Para Uri Weiner, ex gerente de comercio exterior del Banco Central, un nuevo TLC sólo podría traer un eventual beneficio a la Agricultura, al disminuir las barreras arancelarias, puesto que materias primas como el Cobre tienen un valor estratégico, por lo cual se exportan independientemente de los acuerdos bilaterales.

En esa perspectiva, el ex ejecutivo del instituto emisor indicó que “la única ventaja que tienen estos convenios comerciales es que nos abren mercado para una serie de productos, que de otra manera, sobre todo en el caso de productos del sector agrícola, que normalmente tiene fuerte barrera de entrada en la mayoría de los países. En la medida que nos permitan el acceso nos conviene, especialmente por la población que tiene, aunque por la distancia no va a ser fácil la llegada a este tipo de mercado, ya que me imaginó que no debe haber mucho transporte marítimo que llegue hasta allá con frutas o verduras”.

La Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri) tiene una mirada muy crítica de estos acuerdos, porque según explica su presidenta, Francisca Rodríguez, contrariamente a lo que se publicita, no han traído nada bueno para el mundo campesino.

Por esto, la dirigenta campesina afirmó que “aquí se están discutiendo leyes para aprobar Transgénicos, que además la ley de Obtentores Vegetales está dada frente a las cláusulas secretas que tienen los acuerdos comerciales y donde ya entran en vigencia esas cláusulas que no las conocemos. Aquí se firman Acuerdos Comerciales y nosotros no tenemos idea en qué condición va”. Todo lo que se inventó en función de que los campesinos iban a ser personas exitosas una vez que empezaremos a exportar, hoy son campesinos endeudados o son campesinos que han ido perdiendo su tierra y que han terminado como mano de obra barata”.

Para las mujeres campesinas, “el libertinaje salvaje en la agricultura, sólo ha dejado, deudas y pobreza”.