Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Decisión del Banco Central

Economistas señalan que baja de tasa de interés queda “atrapada” en instituciones financieras

Los economistas minimizaron un eventual impacto en el mercado, luego que el Banco Central decidiera una reducción de la tasa de interés. Una baja de 25 puntos base que la lleva a un 4,75% que, según los especialistas, beneficia a las instituciones y no llega al consumidor final.

Juan San Cristóbal

  Sábado 19 de octubre 2013 9:30 hrs. 





La decisión del Banco Central confirmó el ritmo de desaceleración que experimenta la economía chilena, con una baja de 25 puntos base de la tasa de interés, el primer movimiento luego de 20 meses consecutivos con una tasa del 5%. Los economistas reaccionaron con sorpresa, pero se esperaba un movimiento de este tipo antes de terminar este 2013.

El economista Juan Carlos Scapini reduce un impacto en el mercado, señala que el crédito seguirá con su costo elevado, y que éste es el primero de una serie de movimientos conservadores respecto de la tasa de crecimiento de Chile, buscando alcanzar un 5% en el próximo ejercicio.

“Los efectos van a ser menores, el crédito seguirá caro, hablamos de sólo 25 puntos. Esto genera expectativa que tendremos tasas menores hacia adelante, así la economía no se sigue precipitando, porque íbamos a una tasa de crecimiento cercana al 4%, siendo que el potencial es mayor a 5%, entonces el Central normaliza la tasa, que estaba excesivamente alta”, indicó.

Víctor Salas, académico de la Universidad de Santiago, destacó que 25 puntos bases es un cambio leve, sin un gran impacto a nivel macro, pero que derivará en liquidez y ofertón de créditos desde las empresas financieras durante la última etapa del año.

El docente apuntó que “los bancos no se ajustan rápido a la baja, pero sí habrá liquidez, y deberán decidir entre poner reservas o prestar la plata, y eso terminará ocurriendo. Hay espacio para corregir la demanda agregada para que no caiga la demanda interna. Esto para consumo permanente, las tarjetas, tendrán perspectiva de crecimiento”.

En este punto hace especial hincapié Gonzalo Durán, economista de la Fundación Sol, quien advierte que, en casos anteriores cuando el Central ha reducido la tasa de interés, esta no llega a los usuarios del sistema financiero, por lo que sólo será ganancia para las empresas.

Durán subrayó que “en la mayoría de los casos, esa baja que generó el Central no fue traspasada al consumidor, fue ganancia pura para el sistema financiero, donde hay indicadores notables de acumulación. En el país el aumento de rentabilidad es notable, entonces la tasa de acumulación también podrá aumentar sus ganancias”.

Con las tendencias de inflación a la baja, este movimiento se interpreta como un impulso a la economía interna, que moverá distintos sectores productivos ajenos al sector minero, además de favorecer el cambio monetario.