Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 14 de agosto de 2022

Escritorio

Paro Nacional:

Trabajadores públicos insisten en negociar reajuste antes de las elecciones

El próximo lunes los negociadores de la Dirección de Presupuesto se reunirán nuevamente con las 14 organizaciones que configuran la Mesa Ampliada del Sector Público, para buscar un acuerdo sobre el reajuste salarial. Los trabajadores marcharon este martes para presionar al Gobierno a negociar antes de la elección presidencial del 17 de noviembre y posicionar la agenda de reformas para imponer “una nueva institucionalidad laboral para Chile”.

Helmuth Huerta

  Martes 22 de octubre 2013 16:48 hrs. 
anef

Compartir en

En las ciudades más pobladas del país se convocaron masivamente funcionarios de los ministerios y servicios públicos de la Administración Central del Estado, de la educación y la salud hospitalaria, municipales, y las universidades estatales. Esto por la demanda central de un reajuste de 8,8% en los ingresos del sector públicos, igual al reajuste entregado este año al sueldo mínimo, además de un aumento del 10% para los sueldos menores a 750 mil pesos.

La crítica de los trabajadores públicos es la renuencia del Gobierno a negociar antes de la elección presidencial del 17 de noviembre, posición que ha expresado el subsecretario de Desarrollo Regional, (Subdere), Miguel Flores, quien –en la reunión de la tarde de este lunes- dijo que no entregaría una propuesta porque el paro se realizaría de todos modos.

Pero los trabajadores alegan que esta postura es puramente retórica, porque tampoco hubo propuesta en la reunión del viernes, cuando aún estaba en análisis la movilización. En el fondo, dicen los funcionarios, el Gobierno busca imponer la postura del ministro de Hacienda Felipe Larraín, quien ha dicho públicamente que este tema del reajuste no debería discutirse más de 12 días, básicamente en el Congreso a través de un proyecto legal, y además con fecha posterior a la elección del 17 de noviembre.

Esto es rechazado por el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente: “El Gobierno pretende dilatar esta negociación y no hacerla como una negociación real, sino que desplazarla para después de las elecciones. Además, se va a tener que tramitar este proyecto de ley en el Congreso, y también con una negociación de Presupuesto que se va a concluir después de las elecciones, por lo tanto, no va haber tiempo para hacer una verdadera negociación”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Funcionarios Municipales de Chile (Asemuch), Óscar Yáñez, detalla que al menos el 90% de los 50 mil funcionarios, que laboran en los 345 municipios del país, están movilizados desde el miércoles pasado, porque sólo ha cumplido tres puntos de la agenda del sector (la homologación del sueldo base de las municipalidades en relación con los trabajadores de la Administración Central del Estado; la homologación del suelo de municipios de zonas extremas, y la ley de retiro voluntario), pero ha ignorado otros tres puntos (los Programas de Mejoramiento de la Gestión, que significa que en el Estado central se pague dos veces más que en los municipios; el desnivel previsional que causa que a los funcionarios municipales se les remunere 21,5% menos; y la ausencia de una asignación profesional y técnica.

En este sentido el dirigente de los funcionarios municipales explicó que “un pliego de peticiones que tiene que ver con igualdad, cuando estamos hablando de igualdad, homologar nuestras remuneraciones respecto de un bono de productividad que se paga en el sector público que tiene un valor de 30,6% sobre las remuneraciones, en cambio en el ámbito municipal se paga un porcentaje del 10% sobre una base de cálculo menor y no como en el sector público centralizado que tienen un porcentaje base sin meta frente a todo evento”.

Adicionalmente, la Unión de Funcionarios Municipales de Chile (Ufemuch), nueva entidad que principalmente a comunas de la región de la Araucanía, expresó a través de su presidente, Víctor Mora, que “el Gobierno se ha generado un conflicto de grandes proporciones” al postergar esta discusión, porque “las bases del país están cansadas de este peregrinaje político y jurídico sin sentido”.

Finalmente, el economista asesor de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Fernando Carmona, contextualizó que esta demanda puntual de reajuste salarial llega en momentos en que el movimiento sindical chileno aboga por una nueva institucionalidad laboral.

Por esto, el líder de la Unión de Funcionarios Municipales de Chile detalló que “El primer aspecto: Son políticas de estabilidad laboral, lo que significa que cuando nosotros tenemos crisis no resolvamos la recesión por el despido. Segundo aspecto: Hoy el salario mínimo está en 210 mil pesos, el sueldo mínimo tiene que ser cuatro veces la canasta de la Línea de la Pobreza de 316 mil pesos, porque creemos que aumentando el salario mínimo comprimimos el nivel de salario y distribuimos mejor la riqueza. Un Tercer Elemento tiene que ver con la negociación colectiva y la sindicalización”.

Además del desnivel entre funcionarios del Gobierno y funcionarios municipales, el sector público evidencia otras desigualdades: de los 220 mil trabajadores que están en los (21) ministerios y (340) servicios públicos del Gobierno, el 60% de los trabajadores está a contrata y el 10% está a honorarios, sin cotización de salud ni previsión ni estabilidad, mientras que apenas el 30% tiene contrato de planta.

La movilización por el reajuste salarial registró marchas y actos en ciudades como Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Concepción, Temuco y Puerto Montt, entre otras capitales regionales.

Síguenos en