Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 11 de agosto de 2022

Escritorio

TPM a la baja: ¿Será una vez más tarde, como ocurrió en décadas pasadas?


Miércoles 23 de octubre 2013 11:15 hrs.


Compartir en


En los inicios de los años 70 publicamos un libro, hoy un clásico, con el que se formaron cientos de profesionales universitarios llamado “Decisiones: Desafío al Ejecutivo” obra de un profesor chileno, postgraduado en el M.I.T. En éste se enseñaba que cuando las decisiones nos producen dudas era indispensable hacerse preguntas.

Aplicando esas metodologías hoy es válido preguntarse: ¿Por qué si en enero de 2012 había serias dudas sobre el desempeño de la economía mundial se bajó la TPM en 25 puntos bases  y  se vuelve a bajar sólo ahora -19 meses después – cuando se señala que en el exterior  “se ha ido consolidando un escenario de mediano plazo débil”?

Si desde hace dos años  se ha dicho que  la economía nacional mostraba signos de desaceleración,  y en el exterior se habría ido consolidado una economía débil, entonces ¿por qué se mantuvo la TPM durante esos meses? ¿No habría sido lo correcto, con dicho escenario, seguir bajando la TPM desde comienzos del 2012? ¿O es que en realidad no hubo tal desaceleración del escenario mundial y fue una medida equivocada? ¿No se llegó quizás “otra vez tarde a la jugada” en esa oportunidad?

Ahora se baja la TPM ¿No habrá una nueva equivocación? ¿Será porque se espera  que los signos de los países desarrollados  sean de menor demanda?, vale preguntarse: ¿Y no habrá un escenario que insinúa que podría ocurrir  lo contrario y mayor reactivación? Y en ese caso la decisión: ¿no sería muy apresurada y equivocada?

Observando el contexto internacional: ¿No se puede ya esperar que los países que han tenido la crisis a contar del 2006, quieran volver a niveles de consumo superiores, para resarcirse de sus privaciones, y que los países del Este estén tratando de aumentar sus demandas?

Y finalmente siguiendo el método inquisitivo: ¿Cómo se comporta el billonario traspaso de riqueza nacional con cada variación de la TPM? ¿Una TPM más baja no induce a pensar que es un signo de desaceleración y por tanto de aumento del riesgo: menores tasas de interés para los ahorrantes     – trabajadores – y mayores tasas de interés para los deudores? ¿Quién estima o calcula esos enormes traspasos de riqueza y se hace responsable de los perjuicios y beneficios asociados? Por ejemplo, si sabemos que al día siguiente de la citada decisión del Banco Central una institución financiera bajo su tasa de  captación.

El futuro o los futuros para la economía no están escritos en piedra sólida. Lo prueba una  de las tantas secuencia leídas sobre los cambios propuestos para  la TPM en el primer, tercer y cuarto trimestre de este año: 1.- Subirla 50 puntos base 2.- Bajarla, y luego 3.- Bajarla cien puntos base, respectivamente. Si estos tres cambios se plantean en menos de un año, no cabe ninguna duda que  la primera estimación fue errónea y ¿qué ha cambiado para que la última no lo sea?

Mientras no se sea más transparente con la información de anticipación económica  y no se expliciten los escenarios considerados para hacer las proyecciones, cada uno de los cuales será incierto, los agentes económicos y todas las personas estarán mal informados para su toma de decisiones y se tenderá a producir traspasos de riquezas de dudosa equidad que afecten la libre competencia económica.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl