Diario y Radio U Chile

Año XII, 1 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

U. de Chile analiza desafío de incorporarse a la TV Digital

Las autoridades de nuestra casa de estudios afirman que tienen una clara conciencia que la normativa de TV Digital aprobada recientemente brinda una oportunidad a la institución para volver a tener un jugar un papel protagónico a través de un medio de comunicación en el cual por lo demás fue vanguardista, cuando colocó los fundamentos de la televisión universitaria en la década del ´60.

Helmuth Huerta

  Jueves 24 de octubre 2013 18:16 hrs. 
tv digital



La Universidad de Chile, a través de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones, reconoció la posibilidad de que esta casa de estudios superiores retome la gestión televisiva al alero de la futura Ley de Televisión Digital Terrestre, que actualmente se encuentra en el control de constitucionalidad previo a su promulgación por parte del Presidente Piñera, luego de 5 años de tramitación en el Congreso.

La Universidad de Chile es dueña de concesiones televisivas en 27 ciudades, entre las que se cuentan los centros urbanos más poblados del país, además de la señal del canal Chilevisión, las cuales fueron utilizadas entre 1960, año de inicio de la televisión en Chile, y 1993, cuando la Universidad de Chile suspendió su participación en el mundo de la pantalla chica.

La vicerrectora de extensión y comunicaciones de la U. de Chile, la académica y Premio Nacional de Humanidades 2013 Sonia Montecino, ha señalado que la opción de retomar la realización y transmisión televisiva es algo que discuten las altas autoridades universitarias, aunque por de pronto la universidad ha estado abocada a resolver problemas institucionales lastrados por la dictadura.

En este sentido, la académica de nuestra universidad explicó que “el rector tiene absoluta conciencia de la importancia de eso, por lo menos en las conversaciones que nosotros hemos tenido en el equipo directivo siempre está esto, lo que ocurre es que como universidad yo diría que hemos ido saldando nuestras deudas con nosotros mismos y con la sociedad de a poco y pienso que tiene que abrirse, sin duda, una discusión al respecto, una posición y una lucha por tratar de obtener ese sitial. Hay que pensar que la Universidad de Chile fue la pionera y fue la vanguardia en lo que fue la televisión en Chile”.

Sonia Montecino analizó que el actual panorama de la televisión ignora la importancia de la difusión de temas con enfoque pluralista y laico y, particularmente la investigación científica y la producción de ideas que se realiza en el ámbito académico, lo que redunda en un divorcio entre la actividad de la Universidad de Chile y la sociedad.

Por esto, la vicerrectora de extensión y comunicaciones indicó que “nosotros tenemos el deber de poder contribuir a la circulación de los bienes simbólicos, de los bienes culturales, porque si es que se tienen encerrados en las aulas esta maravillosa mirada crítica, por un lado, mirada creativa, sobre lo que debe ser la sociedad no pasa nada. Lo que hacen los medios de comunicación ha sido justamente multiplicar y hacer posible la construcción de ciertos debates que no van a estar en otro lado que no sea en una institución que tiene una vocación laica, republicana y pluralista, no podemos esperar eso de universidades confesionales que además están co-optadas por determinados grupos económicos o de canales comerciales”.

Pese a estas discusiones, la Universidad de Chile aún no realiza un proceso concreto para decidir si aprovechará la Ley de Televisión Digital, toda vez que esta tecnología permite producir televisión a costos inmensamente más económicos en comparación con la actual tecnología de televisión analógica.

Importa señalar que las universidades privadas  de Los Andes (controlada por el Opus Dei), y la Diego Portales (propiedad de un grupo de académicos) ya están preparando sus proyectos televisivos al amparo de esta ley, mientras que la Universidad de Concepción, que desde 1993 tiene un canal por señal abierta en la región del Biobío, ya comenzó en paralelo sus transmisiones mediante la tecnología digital.