Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de agosto de 2019

Escritorio
Julio Hurtado

Aniversario (300) autocritico

Julio Hurtado | Miércoles 6 de noviembre 2013 10:52 hrs.

Claves: , , , , ,

Este es el comentario número 300 “ciudad y sociedad” que hago en este noticiario de la Radio de la Universidad de Chile, el cual, además, se publica en el diario electrónico de esta radio. El primer comentario apareció en enero del 2007.

Después de seis años, la situación de los temas urbanos en el ámbito político y de los medios ha cambiado mucho respecto al año 2007. Hoy, una gran cantidad de medios tiene secciones y columnistas permanentes en las que se aborda el tema de la ciudad. Por otro lado, los políticos balbucean ciertos temas relacionados al territorio y la urbe. Por supuesto que no creemos que este cambio sea merito de esta columna, pero si de la radio y del diario electrónico de la Universidad de Chile, que, sin duda, en esta temática fueron los pioneros.

Es el signo de los tiempos, en el cual las movilizaciones sociales del 2011 ayudaron mucho a poner en la agenda, dentro de varios otros, el tema de la “justicia urbana”. Se clarificó la relación entre mejor ciudad y mejor sociedad. Pero, pese a lo anterior, el tema es muy incipiente y solo declarativa en las candidaturas a la presidencia. El gran factótum del tema es el lucro inmobiliario, cuyas empresas involucradas, sin duda tienen una gran influencia en la mayoría del sistema político y en los medios del país.

Este comentario numero 300 es una buena oportunidad para hacer un análisis critico acerca de las posiciones ideológicas que en estas comunas hemos sostenido, cuestión en la cual las opiniones de los lectores ya se han adelantado.

Quizás en estas columnas hemos adolecido de un falso progresismo, sustentado en el planteamiento que el neoliberalismo extremo de nuestra economía entra en contradicción con una mayor democratización de la ciudad. Esta posición crítica, recurre a la supuesta situación desfavorable que en este contexto han vivido  “los sectores mas pobres de nuestra ciudad y sociedad”. Pero, estoy seguro que si pudiéramos conocer la opinión de esos pobres, estos se manifestarán en contra de los planteamientos centrales de esta columna (por ello hablamos de falso progresismo). Sin duda, que la mayoría de la población, especialmente los sectores de menores ingresos, van a estar de acuerdo con la proliferación de los malls, de estacionamientos y de carreteras urbanas concesionadas; van a encontrar deseable el uso indiscriminado de automóviles y la construcción de “modernos” edificios, aunque se destruya el patrimonio, etc.

No obstante la pesimista suposición anterior, estoy convencido que un columnista permanente de un medio universitario, debe persistir en sus opiniones, aunque sean transitoriamente minoritarias.

Una pregunta final:

¿Sabía usted que la mayoría de los “talibanes ideológicos” que llaman a no consumir automóviles, bienes desechables, tecnología,-y que demonizan los malls-, en su mayoría son personas que provienen de grupos sociales consumidores por generaciones?

¿sabia usted que la mayoría de los “consumidores compulsivos” de automóviles, bienes desechables, tecnología,-y que idealizan a los malls-, provienen de sectores sociales que por generaciones no han tenido acceso al consumo?