Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de diciembre de 2022

Escritorio

Gobierno entrega nuevas concesiones salmonícolas pese a virus ISA

El Gobierno reinició la entrega de concesiones para la instalación de criaderos de salmones en la región de Magallanes, luego de tres años de suspensión a raíz de la plaga de la Anemia Infecciosa del Salmón, conocida también como virus ISA. La decisión, implementada sin difusión por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Senapesca), fue rechazada por sindicatos y organizaciones ambientales.

Helmuth Huerta

  Miércoles 6 de noviembre 2013 9:43 hrs. 
salmones

Compartir en

Sin bombos ni platillos, el Gobierno, a través del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SENAPESCA) reabrió la entrega de concesiones para la instalación de centros de cultivo de salmones, las cuales están en proceso de expansión hacia la Patagonia tras la crisis económica, sanitaria y laboral que esta industria enfrenta desde el año 2007.

La antesala de esta nueva entrega de concesiones está dada tanto por un fallo de la Contraloría como por una sentencia de la Corte Suprema que mandatan una “zonificación” de las dos regiones del extremo austral del país, para así resguardar los parques nacionales del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (SNASPE). Aun cuando la categoría legal de parque nacional se refiere solo a una delimitación terrestre, estos fallos fijan una prolongación hacia el mar, para así resguardar la biodiversidad marina y también la intermedia entre tierra y mar.

Flavia Liberona, bióloga de la Universidad Católica y directora de la Fundación Terram, afirma que estos fallos dan cierta tranquilidad, aun cuando todavía no hay claridad sobre la zonificación propuesta por el Gobierno.

Lo que sí preocupa a la bióloga es que “empieza una relocalización de las concesiones y hay que entender bien qué significa esto, porque las concesiones tienen que estar localizadas sobre un área predefinida que se llama triple A o área apta para la acuicultura, y solo sobre eso se pueden mover. Existe un fallo de la Corte Suprema y un dictamen de la Contraloría que dicen que esto no puede ocurrir porque es violación de la Convención de Washington y por lo tanto no deberían estar entregando concesiones en el borde costero de los parque nacionales lo cual nos genera cierta tranquilidad” apuntó.

Importa decir que la autoridad proyecta otorgar al menos 200 nuevos permisos en las regiones de Chile Austral. Con esto, se estima que la producción en la zona casi se quintuplicaría en los próximos tres años, con inversiones por unos US$250 millones en carpeta. Ya hay 47 concesiones que fueron aprobadas ambientalmente por el Gobierno para instalarse en Magallanes, y las empresas han ingresado otras mil solicitudes.

La Fundación Parque Pumalín, del empresario ecologista Douglas Tompkins (conocido en su momento por referirse a los centros de cultivo de salmón como “chancherías flotantes”), declaró a través del director de la entidad, Hernán Mladinic, que es irresponsable expandir esta industria hacia el Sur, sobre todo porque se trata de las mismas empresas con infracciones a la ley de pesca y acuicultura y problemas sanitarios.

Mladinic criticó la decisión: “La frontera de la industria del salmón, que prácticamente en Magallanes tenía menos del 5% de su producción, no más del 60 concesiones otorgadas y no más de diez centros en operación, se han ido expandiendo hacia el sur, cada vez más, casi bajo las mismas premisas y sin considerar aspectos básicos que son la capacidad de carga, las condiciones prístinas del territorio… y el Estado es irresponsable al otorgar concesiones a empresas que no han tenido un desarrollo adecuado”.

Cabe relevar que un informe elaborado por el Licenciado en Ciencias de la Universidad de Chile, Héctor Kol, evidenció la presencia en el comercio de filetes de salmón con enfermedades como el Síndrome Rickettsial; el llamado “piojo del salmón”; y con dosis de antibióticos que superan en 36 mil veces el estándar internacional.

Síguenos en