Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores públicos emplazan al Gobierno a respetar itinerario de negociación de reajuste

Los trabajadores públicos comenzaron este jueves su paro nacional de 48 horas con una multitudinaria marcha, desde la Universidad de Santiago, en Estación Central, hasta la Plaza Los Héroes. Los dirigentes de las agrupaciones de la mesa emplazaron al Gobierno a continuar con el itinerario planteado inicialmente para la negociación del reajuste, lo que consideraría una reunión para este viernes con las autoridades del Ejecutivo.

Héctor Areyuna

  Jueves 7 de noviembre 2013 13:37 hrs. 
reajuste públicos



El presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl De la Puente, afirmó esta mañana que, preliminarmente, la adhesión de los trabajadores del sector al paro convocado para este jueves ha sido de un 90%.

El gobierno, en tanto, cifró en un 17% la participación de los trabajadores públicos, según explicó Fernando Arab, subsecretario del Trabajo. A su juicio, la mayoría de los servicios funcionó con normalidad.

Esta medida de presión de 48 horas fue determinada por la ANEF por considerar que el Gobierno no respetó los plazos establecidos previamente con la mesa del sector público, para la negociación del reajuste salarial de estos trabajadores.

“Nosotros vamos a evaluar lo que ocurra dentro de estas 48 horas y ahí veremos cómo continuamos. Pero creemos que esta respuesta de la ministra vocera de Gobierno, diciendo que esto es una tradición de los funcionarios públicos, que no hay razón para hacer esta paralización, no nos parece adecuado, nos parece una falta de respeto”, aseguró De la Puente.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, emplazó al Gobierno a que se siga con el curso pactado inicialmente, que considera una reunión de la mesa negociadora para este viernes a las 15 horas.

“Lo que nosotros estamos diciendo es que la reunión se tiene que efectuar igual y con cifra de reajuste, por lo tanto lo que nosotros esperamos es que este llamado de atención desde las calles, frente al incumplimiento de la palabra por parte de la autoridad, efectivamente genere condiciones para poder tener la reunión y mantener el itinerario según lo pactado”, afirmó la dirigenta.

En tanto, el Coordinador de la Mesa del Sector Público, Carlos Insunza, lamentó la postura del sector político que rodea al Gobierno.

“Hoy día surgen voces desde los ámbitos políticos ligados al Gobierno que intentan vincular esta movilización al ambiente pre electoral, cuando fuimos los propios trabajadores quienes planteamos la necesidad de adelantar el proceso de negociación, justamente para no cruzarnos con las elecciones. Si hoy día estamos en un paro nacional de estas características es porque el Gobierno no ha cumplido su palabra en la mesa”, explicó.

La movilización comenzó a las 10.30 con una concentración en el frontis de la USACH y fue creciendo a medida que avanzaba por la calzada sur de la Alameda, contando con la presencia de asociaciones de distintas reparticiones públicas, tanto de nivel central como municipales y de servicios de salud, entre otros.

De hecho, se sumaron al paro por primera vez la Asociación de Funcionarios del instituto Nacional de Derechos Humanos. Su presidenta, Jimena Aguirre, dijo que además de defender la propuesta de un 8,8% de reajuste, la movilización es por los derechos inherentes de los trabajadores.

“Hemos parado nuestra institución por los derechos humanos de todos los trabajadores del sector público. Consideramos que una institución como el Instituto de Derechos Humanos debe estar presente en este tipo de manifestaciones, nosotros estamos por la dignidad de los trabajadores y la estabilidad de su trabajo”, manifestó.

La mesa del sector público está a la espera de una respuesta por parte del Gobierno a la propuesta de un 8,8% de reajuste, pero el Ejecutivo ha dado a conocer que pretende retomar la negociación una vez pasadas las elecciones presidenciales.

Esta situación preocupa al sector por el poco tiempo de discusión que quedaría disponible, ya que el reajuste se hace válido comenzando el mes de diciembre.