Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 21 de mayo de 2022

Escritorio

Políticas públicas prociclistas y candidaturas


Sábado 9 de noviembre 2013 15:02 hrs.



A días de la elección muchos ciudadanos esperanzados de cambios piden a los candidatos por sus demandas como si fueran Santos Milagrosos o Viejitos Pascueros.

Los ciclistas -siempre positivos- creeb que Chile en muchas materias puede llegar a ser un lindo país para un buen vivir si actuamos con voluntad, creatividad innovadora e incluso con menos recursos.

Demostrada está que la inversión a favor del uso de la bicicleta tiene una rentabilidad privada y social positiva y economiza importantes recursos financieros favoreciendo la salud al combatir la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y mentales entre otras. La bicicleta economiza combustible junto con contribuir al Programa Mundial Contra El Calentamiento Global del Planeta que ha comprometido por el estado chileno y significa menores costos de infraestructura al reducir los gastos de mantención de esas vías por menor deterioro.

Al igual que practicar el arte músical, aprender matemáticas, ajedrez, pintar y escribir poesía se ha observado un mejor rendimiento intelectual de aquellos niños que pedalean para ir a sus escuelas y se movilizan en ellas.

Sin pesimismo, pero con realismo no esperamos mucho de los candidata(o)s y tenemos razones como lo es no haber leído propuestas -con objetivos, metas, recursos, y plazos- a favor de los ciclistas que favorezcan y fomenten el uso de la bicicleta en las ciudades y pueblos de Chile.

Sra(e)s. Candidatos: la bicicleta por sus beneficios debe ser parte de los programas de gobierno y un proyecto legislativo al igual que en países mas desarrollados y de buena calidad de vida. Nuestro país debe contar con una Política Pública Prociclista a favor del uso de la bicicleta. Actuar con responsabilidad en dicho sentido, ayudaría a represtigiar la política al ocuparse esta de resolver en forma sensata problemas sentidos y valorados por mujeres, jóvenes y adultos que usan o quieren usar la noble bicicleta: el primer automóvil de la historia moderna.

La bicicleta es sabido: no contamina, ayuda a resolver la congestión del tránsito, es saludable, disminuye los gastos de las personas, favoreciendo una mejor calidad de vida, menos ruido y una belleza dinámica para nuestras comunidades.

La gente de las bicicletas enfrenta graves peligros en las calles, vías que no cumplen con las condiciones mínimas para circular en forma segura y amistosa entre: ciclistas, peatones y motorizados. Miles de personas circulan hoy temerosas y algunas no tienen otra opción que desbordarse hacia las veredas para salvar sus vidas pero poniendo en riesgo a los peatones.

En Chile se carece de una politica pública y una educación y cultura prociclista formal. Todo profesor universitario sabe no se puede sancionar aquello que no se enseña. Algunos parlamentarios -de buena fe- incluso presentaron un proyecto para obligar a los ciclistas a subirse por las veredas. Se observa en estas materias una falta de claridad y conocimiento. Se constata mucha improvisación en las soluciones: ciclovias inconexas, falta de estándares, malos diseños y falta de señaléticas preventivas. Muchos choferes motorizados no reconocen ni respetan el derecho legal que tienen los ciclistas para transitar por las calles lanzándoles sus máquinas para sacarlos de las vías. Muchos ciclistas tienen conductas agresiva y temerarias como respuesta y decenas de jóvenes ciclistas son atropellados y pierden sus vidas o quedan mutilados cada año. La mayoría… accidentes fácilmente evitables con simples medidas, mas educación y una legislación prociclista mas moderna.

Recomendamos a las candidaturas y futuros mandatarios encomendados considerar Planes Prociclistas adecuados que den facilidades al uso de la bicicleta y peatones si queremos ser un un país bien desarrollado y educado en materia de transportes y del sano vivir.

¿Que se requiere?: Un programa robusto de buenas veredas, ciclovias (2.000 Km), ciclobandas, vías segregadas y protegidas y señalética de calidad para ambos medios de transporte, siempre se siempre olvida el clásico y simple caminar. Se debe dotar de estacionamientos para bicicletas a las ciudades. Esto requiere actualizar y mejorar la legislación prociclista y procaminante. Hay de una vez por todas y aprobar el “Proyecto Ley de la Bicicleta” actualmente en el Congreso y reponer la “suma urgencia” perdida a fines del gobierno pasado. Deben asignarle los recursos requeridos que pueden ser financiados y financiados con un préstamo a pagar con las economías derivadas que este proyecto producirá al estado.

Urge pedalear este proyecto con el apoyo transversal de los futuros parlamentarios y miembros del poder ejecutivo de esta urgente y sentida por toda la comunidad. También se debe escuchar las sugerencias y opiniones de los peatones y de los conductores de los motorizados y ¿Por qué no? entregar un entregar seguro colectivo básico para todos ciclistas y peatones que incentive el uso de ambos medios de transporte como ocurre con metro, trenes, taxis y buses.

Incorporar programas masivos de educación y cultura prociclistas para peatones, conductores de motorizados y para los mismos ciclistas es primordial. La Ley del Tránsito debe presumir siempre una responsabilidad del vehículo mayor sobre el menor -camión y buses sobre autos, autos sobre motos y bicicletas- y de los ciclistas sobre el indefenso peatón en caso de accidente y sancionar con mas rigor las conductas imprudentes.

Cualquier programa prociclista debe trabajar a nivel: nacional, regional y comunal e integrar los esfuerzos de todos Ministerios relacionados: Educación, Transportes, Urbanismo, Obras Públicas Salud, Deportes y Medio Ambiente por tratarse este de un tema transversal como se lo hemos explicado ya tantas veces al mundo político y autoridades y nombrar un solo responsable único del tema como interlocutor de los usuarios: peatones y ciclistas y sus diferentes organizaciones.

Pedimos terminar de una vez por todas la emblemática Ciclovia de la Alameda de las Delicias -en condiciones de estándar adecuado que sirva de modelo -como versión beta- para ser imitada por las capitales regionales, provinciales y las comunas. Es decir una Ciclovía Alameda de las Delicias: continua, de buen ancho, bien señalizada y respetada por los automovilistas, buses y camiones, sin sobresaltos y sin hendiduras que afecten la integridad de los ciclistas y sus bicicleta y que sea diseada como vía de transporte público y no como una pista cross o ciclopaseo,

Nuestros candidatos deben tomar nota que miles de ciclistas esperan una respuesta. La tendencia de la bicicleta como medio de transporte público es creciente y complementaria a otros. Miles de ciudadanos votantes esperan mejores condiciones de seguridad para comenzar el sano pedaleo por razones de: salud, economía domestica, recreación, turismo, deporte y de auto transporte público.

Ojalá estas ideas no se traduzcan en una simple foto de candidatos en bicicleta o una cicletada para cerrar campañas en busca de votos y que los candidatos se olviden de nosotros cuando lleguen a sus cargos o sean nuevamente oposición. Los prociclistas de Chile -independientes de partido – solicitamos pacíficamente que lo propuesto no sea como un mágico cuento, y que no pase por un zapatito roto… y que en la próxima elección nos cuenten otro.

Omar Villanueva Olmedo
Presidente Chile Prociclista
chile.prociclista@gmail.com

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl