Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Comisión Mixta aprueba artículo que exige bioequivalencia en recetas médicas

A punto de ser aprobado quedó el reglamento de la Ley de Fármacos, que en la actualidad se discute en Comisión Mixta, luego de que el Gobierno y parlamentarios opositores alcanzaran un acuerdo en materia de bioequivalentes. El Colegio de Químico Farmacéuticos se mostró disconforme con lo establecido hasta el momento.

Javier Candia

  Miércoles 20 de noviembre 2013 18:37 hrs. 

En la penúltima reunión de la Comisión Mixta que analiza el reglamento de la Ley de Fármacos, se aprobó una nueva redacción al artículo 101, la cual indica que toda receta que haga un profesional ya sea matrona, dentista o médico, debe incluir la denominación internacional del medicamento.

Esto como un derecho mínimo de información a modo de facilitar la intercambiabilidad con otro medicamento que sea demostradamente bioequivalente.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, indicó que el Gobierno busca que todos los medicamentos que se expenden en el país tengan bioequivalencia demostrada: “Se ha acogido la indicación del Presidente, y el ministerio hace exigible que todas las farmacias tengan stock de bioequivalencia, pensando en comunas donde una farmacia está lejos de otra, para que las personas tengan acceso a estos medicamentos y no tengan problemas por no disponibilidad”.

Para el senador socialista, Fulvio Rossi, está medida es un importante avance porque permite costos más baratos: “El paciente podrá llevar una receta con el nombre del medicamento, el médico debe indicar su denominación internacional, de acuerdo al principio activo. Estamos apuntando en dirección de asegurar calidad y abaratar los costos”.

Para el Presidente del Colegio de Químico Farmacéuticos, Mauricio Huberman, el que se garantice la información sobre bioequivalencias, es algo mínimo e insuficiente para los ciudadanos.

Huberman indicó que “la intercambiabilidad de producto tiene que ver con el proyecto de bioequivalencia, donde estoy certificando para profesionales, que cuando recetan un producto, si existe bioequivalente y la persona lo solicita, que la receta venga con cualquier marca, pero que el paciente pueda optar por un bioequivalente que es más barato”.

El aspecto más polémico de esta ley, la venta de fármacos que no requieren receta en establecimientos distintos a este rubro, quedó rechazada tajantemente por los parlamentarios y sólo se accedió a que se puedan vender en las góndolas de las farmacias que tengan las condiciones para hacerlo.

Está contemplada una reunión más de la comisión mixta, creada para discutir esta iniciativa legal, y se espera que al terminar este trámite, ambas cámaras aprueben sin reparos el proyecto.