Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 18 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Sename: Informe de Comisión Investigadora alerta por falta de financiamiento

Aprobado por unanimidad, el informe elaborado por la Comisión de Familia da cuenta de las principales falencias al interior de Sename. Los analistas subrayan que con la subvención otorgada por cada menor (120 mil pesos mensuales), es imposible un trabajo multidisciplinario, con especialistas y equipamiento necesario para alcanzar sus objetivos.

Paula Campos

  Viernes 29 de noviembre 2013 19:37 hrs. 
sename1


Abusos sexuales, suicidios, falta de recursos, muerte de un adolescente y cuestionamientos a las autoridades, han sido algunos de los problemas que ha enfrentado el Servicio Nacional de Menores durante los últimos meses.

Los reiterados cuestionamientos a las condiciones de vida en las que vivían los cerca de 15 mil niños, niñas y adolescentes que hoy viven en sus dependencias, ya sea directamente administradas por Sename o concesionadas por ellos, incluso llevo a una investigación por parte de la Comisión de Familia de la Cámara Baja, instancia que elaboró un categórico documento abordando las deficiencias del servicio.

El pleno de la Cámara aprobó el informe, en el que se detallaba con precisión aquellas graves falencias que presenta la institución, entre ellas los escasos recursos con los que cuenta. Asimismo, asegura que Sename es directamente responsable de no aplicar con rigurosidad la tarea de supervisión que le compete sobre todos aquellos prestadores que, tras postular sus proyectos, perciben transferencias del Estado.

Para la presidenta de la Comisión, la diputada María Angélica Cristi (UDI), es importante que estas principales conclusiones sean las hojas de ruta con las que el próximo parlamento debe actuar de cara a mejorar el servicio.

“El Sename es una cosa enorme, que tiene una tremenda responsabilidad, que tiene que tratar con los niños maltratados, abusados, tremendamente afectados y que requieren de un apoyo integral mucho más fuerte, un apoyo integral y una voluntad política que los ayude a solucionar el problema”, comentó la parlamentaria.

Los recursos son un claro impedimento en mejorar la calidad de atención que se da a los niños. En promedio, los sostenedores reciben 120 mil pesos mensuales por cada uno de ellos, cifra altamente deficiente si se considera el equipo técnico con el que se debe contar para sacar a esos niños, niñas y adolescentes de las carencias que arrastran desde sus hogares.

Rodrigo Paz, psiquiatra y presidente de Corporación Sofini, destaca la calidad del informe elaborado por la comisión y profundiza en las críticas hechas a la institución liderada por Rolando Melo.

“Las autoridades del Servicio Nacional de Menores, Rolando Melo a la cabeza, faltaron gravemente a sus funciones, no supervisaron, dejaron sin control, sin resguardo, sin protección, a los niños de miles de lugares licitados a privados por Sename. El informe, además deja absolutamente claro que es impensable que los niños que ingresan al Senado como medida de protección, puedan funcionar con la asignación mensual que hoy el Estado entrega”, aclaró Paz.

“En la comisión de Familia se propone casi cuadruplicar la subvención que el Estado le otorga a cada niño. Ese dinero se necesita para trabajar con los niños más dañados y más frágiles de Chile, entonces se necesitan psicólogos, psiquiatras, neurólogos, fonoaudiólogos, educadores, etc. Para poder rehabilitarlos, muchas veces las familias también necesitan de apoyo especial, estamos hablando de que el Estado se haga cargo de esos niños que tienen la desgracia de nacer en el peor de los mundos, reciban del Estado todas las acciones necesarias para que, lo antes posible, puedan volver a vivir con su familia, con familias adoptivas o con familias de acogida, todo ese trabajo cuesta mucho más de 120 mil pesos mensuales”, explicó el psiquiatra.

La realidad de aquellos niños intervenidos de sus hogares y residentes de la red Sename no es auspiciosa. Según cifras dadas a conocer desde Sofini, sólo un 40% de los 15 mil terminan sus estudios, con lo que la reinserción social se ve limitada, siendo este uno de los ejemplos numéricos de las deficiencias existentes en la red.

A juicio de Paz, es importante también “limpiar el Sename de los funcionarios que tienen una moralidad cuestionable”, que no pueden seguir a cargo de los niños.

Francis Valberde, directora ejecutiva de la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas, no comparte el diagnóstico hecho por los anteriores. La experta insiste en que la única posibilidad de experimentar una real mejora en la atención de la población de menores de 18 años en el país es con una ley de protección integral a la infancia, siendo lo demás sólo “soluciones parche”.

“Lo inmediato sería crear una institucionalidad de la infancia y la adolescencia en la cual el Servicio que esté obligado a la protección especial, que en este caso es Sename y que tendría que llamarse de otra manera, esté bajo la tutela y el mandato de una ley integral de protección de derechos de niños y niñas”, sostuvo la experta.

Recordemos que, en reiteradas oportunidades, organismos internacionales y expertos en materia de promoción de la infancia han cuestionado duramente el sistema que rige la prevención y protección de la infancia en el país. La extrema criminalización de la juventud, el abandono en la prevención y promoción de sus derechos por parte del Estado, los pocos recursos invertidos en el sistema, el sistema judicial tendiente a resolver las demandas y la poca fiscalización que existe en la red Sename son algunas de las falencias abordadas por diversos profesionales.

La necesidad de contar con una ley de protección integral a la infancia cada vez cobra más fuerza entre los expertos, quienes ven en ella la única posibilidad de fortalecer el sistema preventivo y trabajar en mejores condiciones.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.