Diario y Radio U Chile

Año XIII, 23 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Reforma al binominal causa fricción en el oficialismo

El próximo martes se votará nuevamente el proyecto de reforma constitucional que elimina el número de 120 integrantes de la Cámara de Diputados, considerado por algunos como el primer paso para eliminar el sistema binominal. La situación evidenció una nueva tensión en el oficialismo, que ve con preocupación el próximo ciclo político en el Congreso, sin mayorías parlamentarias y, eventualmente, sin Gobierno.

Héctor Areyuna

  Miércoles 4 de diciembre 2013 21:47 hrs. 
Sistema binominal


La comisión mixta en el Senado se constituyó y eligió al DC Patricio Walker como presidente, para posteriormente despachar un informe positivo sobre el proyecto de reforma a la Cámara de Diputados.

La modificación es el conocido proyecto “guarismo 120”, que elimina la cantidad de congresistas para integrar la Cámara Baja, considerado un paso necesario para cambiar el sistema electoral binominal.

Cabe señalar que la iniciativa fue aprobada en el Senado, pero en la Cámara de Diputados se rechazó con los votos de la UDI ante la inasistencia de parlamentarios del pacto Nueva Mayoría, en un proyecto que se tramitó en pleno período eleccionario.

Con esto, la reforma quedó para comisión mixta y ante las distintas versiones de la Concertación sobre el errático actuar, el senador Walker llamó a los parlamentarios a votar en conciencia.

“Quiero hacerle un llamado a todos los parlamentarios a que legislen no con la calculadora en la mano, no pensando en su situación personal, sino que pensando en el bien de Chile, el Binominal no da para más, es un sistema poco competitivo, poco representativo que incentiva el duopolio en la política chilena y queremos decirle chao al binominal”.

Renovación Nacional busca los acuerdos para avanzar en una propuesta que molesta a sus compañeros de coalición y al Gobierno, que presentó otro proyecto.

El presidente de la UDI Patricio Melero dijo que en RN deberán hacerse responsables por alcanzar consensos con la oposición y no sus socios naturales.

“Quienes aprueben esas reformas se hacen responsable ante la ciudadanía de lo que están aprobando, no tiene más efecto que el haber llevado adelante una modificación sin el acuerdo con el Gobierno del cual es parte, ni con su aliado natural como lo habíamos convenido y la repercusión de eso es la falta de una cultura de coalición que permita enfrentar temas tan importantes como una reforma electoral en común acuerdo”.

Melero dijo que el gremialismo apoya una reforma al sistema electoral pero sin aumentar la cantidad de parlamentarios, al mismo tiempo que declaró preocupación por la circunstancia de mayoría que tendrá la actual oposición en el próximo ciclo político.

Por esta razón Carlos Larraín, presidente de RN, cree que este es el único momento para aprobar la medida, considerando los acuerdos con los comités parlamentarios de la Cámara Alta de la DC, el PS  y el PPD.

El senador además subrayó la necesidad de aprobar la reforma: “Hace tiempo que deje de creer en esta noción de los dos bloques que aseguran la estabilidad, ya tenemos un grupo de independientes estructurándose, que son los que en definitiva deciden, por lo tanto, la teoría de los dos bloques que le proveen un chasis al Gobierno a cargo, es en el fondo un buen deseo. A mí me parece que el Binominal funcionó bien durante 15 o 18 años y después empezó a deteriorarse y algunos descubrieron que es mucho mejor no estar en ninguno de los dos bloques y convertirse en los elementos decisorios”.

Cabe mencionar que la situación generada por el proyecto ha generado un nuevo encuentro entre los partidos del oficialismo, que para el próximo período, eventualmente sin Gobierno y disminuidos en el Congreso,  manifiestan su preocupación.

Sin embargo,  ambos consideran que la del 17 de noviembre, fue la última elección parlamentaria bajo el sistema binominal, el que además perjudicó a sus propios defensores, como los candidatos UDI al senado en la Región Metropolitana.