Diario y Radio U Chile

Año XII, 10 de julio de 2020

Escritorio MENÚ

Elección de Cores perpetúa la exclusión de nuevas fuerzas

La fórmula de dos listas permitió que la Concertación más el Partido Comunista obtuvieran el triunfo en las elecciones de Consejeros Regionales. Las listas no pertenecientes al duopolio acusan al sistema de perpetuar el binominal, ahora en los Cores.

Claudio Medrano

  Viernes 6 de diciembre 2013 17:17 hrs. 





Con el foco mediático puesto en las elecciones presidenciales y parlamentarias, muy poco se supo de los resultados de la contienda por obtener cupos como Consejeros Regionales, que recordemos, se realizaron por primera vez en la historia de nuestro país.

En total, 278 CORES fueron electos en las 64 circunscripciones provinciales, siendo la Nueva Mayoría, el pacto político con mayor cantidad de candidatos electos con 156, lo que representa el 46,72% de los votos.

Para esta elección, la Nueva Mayoría ocupó la misma fórmula que en las pasadas elecciones municipales con los comicios de concejales, separando el pacto en dos listas, una integrada por el PPD, comunistas, radicales, Izquierda Ciudadana y MAS y otra compuesta por el Partido Socialista y la Democracia Cristiana.

Más atrás se ubicó la lista de la Alianza, compuesta por la UDI y Renovación Nacional más independientes con 103 Cores electos, es decir un 32,25%.

Las listas de otras fuerzas políticas, obtuvieron menos votos, lo que a juicio de los integrantes de las mismas “refleja la disparidad de recursos que existen entre los representantes del duopolio y las opciones que no pertenecen a estos bloques”.

Además, esto es visto como “una muestra de la escasa difusión que tuvo esta elección, donde primó el desconocimiento y que simplemente permitió que aquellos candidatos con apellidos famosos o con mayor cantidad de carteles en las calles resultaran electos”.

Dentro de los resultados entregados por el Servicio Electoral, se desprende que un 81,3% de los Cores electos son hombres, mientras que sólo un 18,7% son mujeres.

De todas formas, las primeras mayorías nacionales, tanto en porcentajes como en cantidad de votos corresponden a representantes del género femenino. María del Carmen Pérez del Partido Demócrata Cristiano y candidata por Cauquenes, Chanco y Pelluhue, obtuvo el porcentaje más alto dentro de los postulantes a Core con un 38,47%.

Mientras, la actual diputada PPD y ahora Core Electa por la circunscripción provincial Santiago I, María Antonieta Saa, obtuvo la mayor cantidad de votos 59.764 en total.

Nueva Mayoría al alza

La Nueva Mayoría obtuvo la mayor cantidad de postulantes electos, en gran medida, debido a la decisión de separar el pacto en dos listas, tal como se había hecho con anterioridad en la elección de concejales de las pasadas municipales.

De esta forma la lista “Nueva Mayoría por Chile” obtuvo 68 Cores electos, mientras que “Nueva Mayoría para Chile” consiguió 88.

La Democracia Cristiana resultó ser el partido con mejor desempeño del pacto con un total de 44 Consejeros Regionales electos, lo que representa un 15,9%, seguido del Partido Socialista que obtuvo 33 Cores (11,9%), mientras que tercero aparece el PPD con 30 triunfos (10,8%).

Más atrás se ubican el Partido Radical con 14 Cores electos, el Partido Comunista con 11, mientras que la Izquierda Ciudadana sólo obtuvo 1 puesto dentro de los Consejos Regionales.

Dentro de los candidatos que se destacan en esta lista, además de la elección de la diputada María Antonieta Saa, está el triunfo conseguido por la DC, Mariana Aylwin, ex ministra de educación que resultó electa en Santiago IV, el ex Intendente socialista, Jaime Tohá y el ex parlamentario, Rodolfo Seguel.

El difícil panorama de la Alianza

En la Alianza la evaluación es dispar, si bien poseen al partido que obtuvo la mayor cantidad de Cores electos, la UDI con 47, en la suma quedaron rezagados en comparación de la Nueva Mayoría y en minoría en una gran cantidad de Consejos Regionales en el país.

De hecho en la Región Metropolitana, sólo en la circunscripción provincial Santiago IV que comprende las comunas de Vitacura, Lo Barnechea, Las Condes, La Reina, Providencia y Ñuñoa, obtuvieron la mayoría.

Los números indican que la UDI, de 102 candidatos consiguió 47 cupos, un 17% mientras que Renovación Nacional de 124 postulantes, alcanzó 41, o sea un 14,8%.

Dentro de las figuras que destacan esta la ex modelo, Catherine Barriga, esposa del diputado electo, Joaquín Lavín junior, quien además obtuvo una de las más altas votaciones, 54.568, sufragios, además de integrantes de conocidas familias políticas como Franco Sabat y Álvaro Lavín.

“Sistema hecho para el duopolio”

Las otras listas no consiguieron buenos resultados electorales, de hecho entre las 5 fórmulas presentadas fuera del duopolio político sólo resultaron electos 17 candidatos.

En este sentido la lista D, del PRI Movimiento Regionalista, obtuvo la mayor cantidad de cupos con 8, aunque presento más de 200 postulantes.

Luego viene el PRO con 2 cupos, mientras que otros partidos como los Humanistas, Liberal e Igualdad no consiguieron ningún representante.

De todas formas la evaluación es positiva al interior de estos conglomerados, así lo expresa el encargado de elecciones del Partido Igualdad, Lautaro Guanca.

“Nosotros lo veníamos denunciando desde que se estaba tramitando la ley, el duopolio se encargó de designar la suficiente cantidad de cupos a elegir por circunscripción provincial que respondiera a los intereses del duopolio, si bien esto es una elección esta es una elección de carácter proporcional en la cantidad de Consejeros Regionales por circunscripción se refleja el sistema binominal”, apuntó Guanca.

Asimismo expresó su molestia por el sistema electoral que rigió las elecciones de Consejeros Regionales, que sumado a la poca información que poseía la población terminó por beneficiar las candidaturas del duopolio.

Por su parte la presidenta del Partido Progresista, Patricia Morales, responsabilizó al sistema político de la baja votación obtenida por las alternativas que no pertenecen al duopolio.

“Los expertos electorales plantearon que la gente no entendía en general bien que eran los Cores, y por lo tanto, había un problema de información y había que hacer mayor esfuerzo. A nosotros nos parece que es una buena elección, quedamos satisfechos, nos parece que al ser un partido nuevo dificulta los fondos accesorios para postular a Cores, pero repito, estamos satisfechos con lo que hemos conseguido y claramente somos la tercera fuerza del país”, concluyó la presidenta del PRO.

Críticas

El proceso tuvo críticas además por el sistema electoral que se utilizó para la elección de Cores, que es el mismo que rige para la elección de Concejales.

Este sistema de cifra repartidora también conocido como sistema o método D´hont, permite repartir “proporcionalmente” los escaños de cada Core. Es el mismo sistema que se usa para elegir a los parlamentarios en España.

En términos generales, consiste en ordenar los votos obtenidos por cada lista en competencia de mayor a menor. Esos totales de votos se van dividiendo por 1, por 2, por 3 y así sucesivamente hasta llegar al número de cupos del respectivo consejo.

Esto permitió que en muchas circunscripciones provinciales, candidatos con una menor votación, resultaran electos, en desmedro de otros que obtuvieron una mayor cantidad de sufragios.

Uno de estos casos se dio en Calama, donde el candidato del PRO, Miguel Ballesteros, tuvo que ceder su cupo al comunista Salvador Barrientes, pese a haber obtenido una mayor votación.

Para Ballesteros, es necesario modificar este sistema y avanzar a uno proporcional directo, que sea más representativo.

“Esto de alguna manera habla de cómo se ha ido acomodando el sistema a los principales bloques políticos en Chile, al duopolio. Estas son las trampas que el sistema político va colocando a las nuevas fuerzas que van emergiendo y que cada vez son más representativas de la comunidad”, señaló.

De esta forma, La Nueva Mayoría tendrá el control de gran parte de las 68 circunscripciones provinciales del país, pese a perder candidatos que eran considerados “seguros” por el pacto como la ex ministra Adriana Delpiano y el actor Adriano Castillo.