Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Decenas de niños fueron víctimas de mortífero bombardeo del régimen sirio

Nuevos bombardeos en Siria provocaron cerca de 90 muertos, de los cuales unos 30 serían niños. Barriles explosivos fueron lanzados contra barrios rebeldes de Alepo.

RFI

  Martes 17 de diciembre 2013 12:01 hrs. 

La aviación siria llevó a cabo el domingo uno de los ataques aéreos más sangrientos desde el inicio del conflicto sirio hace dos años y medio: 78 personas, de los cuales 28 niños fueron encontrados bajo los escombros de varios edificios derrumbados, en distintos barrios de la segunda ciudad del país.

En su ofensiva, las fuerzas del régimen no dudaron en emplear misiles, artillería y, sobre todo, barriles cargados con explosivos, fabricados en metal, con una capa de cemento en su interior, lanzados desde helicópteros y aviones, según fuentes militares y humanitarias.

Este tipo de proyectiles son lanzados de forma aleatoria, sin la voluntad de que impacten un blanco preciso, sino para causar el mayor daño posible.

Una fuente de seguridad indicó que el régimen prefiere utilizar estos barriles de explosivos porque son más baratos que los misiles, que se importan de Rusia.

La intensidad de estos ataques “no tiene precedentes”, aseguró el Centro de Medios de Comunicación de Alepo.

La feroz ofensiva del régimen de Bashar al Asad contra esta región norteña, cuyo control le disputan desde hace más de un año, proseguía el martes. Una ONG informó sobre la muerte de al menos 13 personas, entre ellas mujeres y niños.

Es en este contexto de guerra civil, la ONU lanzó un llamado para recaudar la cifra récord de 6.500 millones de dólares para asistir a las más de 9 millones de personas víctimas de esta guerra, muchas de las cuales tuvieron que huir de sus hogares.

Siria se ha convertido en el mayor desafío humanitario al que se enfrentan las Naciones Unidas desde hace décadas.

En enero está prevista una conferencia de paz internacional en Ginebra para intentar encontrar una solución al conflicto sirio.