Diario y Radio U Chile

Año XI, 13 de diciembre de 2019

Escritorio

Surgen cuestionamientos a recién creada Unidad de Defensa del Emprendedor

La Asociación de Emprendedores dio a conocer una agencia de defensa legal y educación para enfrentar las asimetrías del mercado. Otras organizaciones consideran que solo son buenas intenciones.

Héctor Areyuna

  Miércoles 25 de diciembre 2013 10:37 hrs. 
PYMES

La Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) dio a conocer esta semana la Unidad de Defensa del Emprendedor (Defem), que entregará un apoyo técnico y legal para corregir las asimetrías del sistema. Esto, a través de un manual de defensoría activa y un área correctiva que asumirá distintos casos.

Desde Asech han señalado que la iniciativa busca “nivelar la cancha” entre pequeños empresarios y grandes corporaciones, con el fin de evitar abusos y desventajas.

Raúl Aldunate, director de Defensa Regional de la agrupación gremial, explicó que uno de los principales problemas con que los “emprendedores” deben lidiar son de “caja” y financiamiento.

“Desde sus inicios, deben estar luchando constantemente por desarrollarse y la caja normalmente se sustenta en socios estratégicos que invitan a sus proyectos, clientes o financiamiento bancario de algún sistema, que es lo que más se necesita cuando se está creciendo. Eso los deja en una posición de debilidad constante. No solo ocupan la mayor parte de su tiempo en desarrollar su proyecto y producto, sino que también se desgastan mucho en obtener esta caja a través de asociados, grandes clientes o grandes ventas”, indicó.

Aldunate aseguró que actualmente existe mucha promoción del “emprendimiento”, pero faltaba la parte de la defensa. Además, agregó que es necesario valorar más este sector de la economía para un mercado más sano.

Ante esto, el presidente de la Confederación de la Pequeña Industria y el Artesanado (Conupia), Pedro Davis, señaló que “el gran error que han cometido los gobiernos en los últimos 40 años es pensar que a las mipymes se les ayuda con pequeñas medidas propymes, pero se les tiene que ayudar con políticas propyme, entendiendo que hay un espacio que debe ser reservado. Es como con los taxistas, por ejemplo, a quienes se les cierra el mercado y se impide el acceso de nuevos actores. También a las mipyme se les podría proteger”.

Para Davis, Asech y el Gobierno se equivocan al creer que los problemas de las pymes pasan por el financiamiento y no por la regulación. Por eso, consideró que iniciativas como la Defem son instancias de buenas intenciones, pero no apuntan a resultados concretos.

Además, el dirigente rechazó la gestión del actual Gobierno en la materia: “Más marketing que realidades. Al término de este Gobierno, las pymes pesan menos en la economía que cuando partió, que es lo que pasó también en los gobiernos anteriores. Al final de cuentas, este país va a resolver el problema de las pymes cuando los ministros de Economía y Hacienda se atrevan a fijar una meta de aumento de participación de las pymes en el PIB. Todo lo demás es música, fuegos artificiales, cosas para la foto: muestran a un emprendedor que hizo unas mermeladas, otro señor que hizo unas artesanías, otro que hizo una pelotita muy bonita que puede vender, pero en términos económicos no tienen ninguna relevancia”, afirmó.

Según el dirigente, solo una política que establezca un mayor espacios para la micro, pequeña y mediana empresa podría ayudar a combatir los abusos que cometen los grandes conglomerados empresariales.