Diario y Radio U Chile

Año XII, 6 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

María Elena Andonie denuncia irregularidades judiciales por adopción de niñas haitianas

La periodista María Elena Andonie, madre adoptiva de dos niñas haitianas, denunció supuestas irregularidades por parte del Sename en el cuidado de las menores. Una de ellas se escapó de la Casa de Acogida de la Corporación Juan XXIII, donde permanece su hermana, lugar hacia el cual se deslizan duras críticas por su trato hacia las niñas internas. Este viernes, la madre biológica de las niñas manifestó su voluntad de que sus hijas se queden con la periodista chilena.

Héctor Areyuna

  Viernes 27 de diciembre 2013 17:37 hrs. 





El caso cuenta con una prohibición de divulgación en medios de comunicación de informes médicos, psicosociales, evaluaciones diagnósticas o cualquier otro dato contenido en la causa, además sus procedimientos.

Lo que no alcanza esta limitación es el comportamiento de dos juezas de los tribunales de familia de tribunales, que a juicio del abogado de María Elena Andonie, amerita una queja por diversas faltas al procedimiento que afectan los derechos de la ciudadana haitiana Sandra Plantin.

Según acusaron, el día 13 de diciembre se cometió una infracción en una audiencia que contó con presiones, mientras que Sandra Plantin, madre biológica de las niñas, ingresó sin su abogado ni intérprete. La defensa, además, no tuvo acceso a la sesión.

El abogado de la ciudadana haitiana, Ignacio Celedón, entiende que éstas y otras situaciones irregulares significan infracciones al procedimiento y vulneraciones de derechos: “Son infracciones importantes al procedimiento, pueden significar una vulneración importante en derechos tanto de niñas como adultos que intervienen, que hablan de un tribunal prejuiciado contra una de las partes, que emite juicios de valor o actúa como tal, lo que afecta sus posibilidades de exponer lo que conviene a sus intereses”.

La defensa aseguró que entiende que, ante la situación social en Haití, Chile ofrece mayor “proyección de un buen futuro”, lo que se suma a que María Elena Andonie ofrece un contacto entre las menores y su madre biológica.

Sandra, a su vez, tiene esa misma convicción: “Conozco a María Elena hace mucho tiempo, sé que quiere y cuidará a las niñas. A la única persona que le daría el cuidado de mis hijas es María Elena”.

Por ahora el conflicto pasa, en parte, con la Casa de Acogida de la Corporación Juan XXIII en la cual permanece una de las niñas y de la cual Pouchina, hija biológica de Sandra Pantin, escapó.

La madre adoptiva cree que hay una distorsión de su persona por parte del recinto que presta servicios al Sename: “Todo demuestra que ellos se formaron una idea de mi persona, la deformaron. Quisieron construir una persona que no existe, una persona loca, que yo no soy”.

El caso ha generado una red de apoyo en la que varias personalidades públicas entregan su visión del caso favorable a la periodista chilena. Además se están evaluando presentaciones en instancias internacionales, sumándose a la gran cantidad de peticiones que la profesional ha hecho a distintas autoridades eclesiásticas y políticas.