Diario y Radio U Chile

Año XII, 28 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Vecinos exigen estudio de impacto ambiental por planta CCU en Paine

Luego de un fin de semana de agitación, el comité No a CCU en Paine proyecta nuevas movilizaciones en conjunto a otras organizaciones en conflictos hídricos y socio ambientales. Este es un caso que vuelve a poner en tela de juicio al Código de Aguas que rige el país.

Héctor Areuyna

  Lunes 6 de enero 2014 18:49 hrs. 
ccu en paine





Fue un fin de semana agitado para los miembros del Comité No a CCU en Paine, ya que luego de un corte en la ruta 5 sur a la altura del kilómetro resultaron cuatro detenidos.

Cabe recordar que en este caso la comunidad y la municipalidad se manifestaron en contra de la instalación de una planta de la Compañía Cervecerías Unidas pensado dentro de terrenos del fundo Santa Amalia, localidad de Colonia Kennedy.

Según datos entregados por la misma empresa en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA), para el funcionamiento de esta planta se requerirá hacer uso de alrededor de 400 litros de agua por segundo para uso industrial y 150 litros al día por trabajador, declarando que la planta llegará a poseer más de 1.500 trabajadores.

Los dirigentes reclaman que el trámite se haya iniciado sólo a través de una declaración y no de un estudio, por lo que se ha presentado un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de San Miguel.

La vocera del comité Guacolda Moya, también administradora del Comité de Aguas de Colonia Kennedy recordó cómo se inició este movimiento con las llamadas “funas”  a las candidatas presidenciales y la estrategia de la compañía ligada a la familia Luksic.

En este contexto, la dirigente vecinal explicó cómo se iniciaron las gestiones de la empresa CCU para instalar la planta en este sector: “Fuimos a faltarle el respeto y recién ahí fuimos escuchados, a contar de ese momento la noticia se elevó, porque nosotros estamos dando una guerra desde el 17 de septiembre, cuando los Luksic se aprovecharon de los feriados de Fiestas Patrias para presentar esto con el objetivo de que pasará inadvertido, pero alguien más listo que ellos tuvo conocimiento, por eso hoy estamos luchando y destapando esta olla”.

La vocera Marcela Rojas, alegó además que la empresa en cuestión ambiental ha mentido constantemente en sus declaraciones: “Ellos presentaron una vía que ésta tierra es Clase 4, cuando para tener fruta de exportación es Clase 2, por lo tanto, ellos ya empezaron mintiendo, nos dijeron que iban a sacar 400 litros por segundo, que son 30 millones de litros diarios, pero ahora nos están diciendo que van a sacar 29 litros, por lo que a estos señores no les creemos nada. Vamos a ir por el orden institucional, pero sabemos que las instituciones en este país cumplen con su objetivo y no respetan a la ciudadanía”.

Las dirigentes aseguran que habrá más movilización e incluso se reunirán con la Coordinadora Alto Maipo para emprender acciones conjuntas.

Por otra parte Sara Larraín directora del programa Chile Sustentable, consultada ante la gran cantidad de conflictos provocados por el acceso al recurso hídrico, subrayó las fallas que presenta el Código de Aguas.

Por esto, la experta en temas medio ambientales explicó que “tenemos un Código de Agua que obliga a la autoridad a conceder derechos de agua a quienes los solicitan, la mayoría de los casos son empresas privadas que utilizan el agua con fines de lucro, con una institucionalidad que hace este procedimiento sin tener información sobre el balance y lo lógico de las cuencas, y por lo tanto, que es lo que se puede o no conceder en una u otra cuenca y producto de esto ha habido un sobre otorgamiento de derechos”.

La experta recordó casos en Copiapó, Petorca e incluso Chiloé; lamentando que se priorice el uso del agua con fines de lucro, lo que sólo podría evitarse mediante cambios constitucionales.