Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Eliminación de guarismo de diputados impone desafío de reforma al binominal

Por 73 votos a favor –uno más de los 72 requeridos por quórum-, la Cámara de Diputados logró eliminar el guarismo de escaños en la Cámara Baja, lo que fue graficado como “un primer paso” a una reforma que remplace el sistema binominal. Con ello, ahora la Nueva Mayoría deberá reunir los votos de quórum calificado para lograr una reforma al modelo electoral.

Juan San Cristóbal

  Martes 7 de enero 2014 19:14 hrs. 
congreso


Una acalorada discusión entre los propios diputados de la UDI representa el ánimo del debate por suprimir el guarismo de 120 diputados, la primera sesión en la Cámara luego de dos semanas de receso.

Los diputados gremialistas Ignacio Urrutia y Patricio Melero rechazaron la repetición de la votación ordenada por el presidente de la mesa, Edmundo Eluchans. Por su parte, la oposición hizo lo posible por retrasar y repetir el voto, en función de agrupar los tres quintos para alcanzar el quórum. Finalmente, el documento fue aprobado por 73 votos a favor y 20 en contra. En ello, fue clave el apoyo de parlamentarios de Renovación Nacional para alcanzar el quórum.

Con esto, se abre la puerta a cambiar el sistema binominal por un modelo representativo, lo cual será zanjado en el Parlamento en el nuevo período legislativo que se iniciará en marzo próximo.

El diputado del PC, Lautaro Carmona, destacó este proyecto como un primer paso para modificar el sistema binominal y así también para eliminar trabas legislativas de la Constitución: “Más vale tarde que nunca. Espero sea un elemento que ayude a garantizar que en futuras elecciones, distintos sectores que buscan terminar con estos candados, como quórum calificados para impedir la voluntad de mayoría, para que ello ocurra hay un primer paso que es terminar con este guarismo”.

Por su parte, el diputado DC Fuad Chahín se refirió al desafío de la Nueva Mayoría por aunar las voluntades políticas y utilizar la mayoría parlamentaria para reformar el sistema electoral: “Tenemos que ser capaces de demostrar nuestro compromiso con el bien común, con la profundización de la democracia y un sistema más representativo. Es urgente, y tiene que ver con recuperar la confianza de las instituciones. Es una tarea demasiado trascendente por abordar en los próximos meses”.

El debate ahora gira en torno a cuál será el modelo que remplazaría al binominal en la Cámara. Desde la UDI se señala que un modelo representativo sólo sumaría escaños en la región Metropolitana, una medida considerada centralista. En otra arista, existen distintas posiciones ante el aumento de parlamentarios y la revisión de las dietas que éstos reciben.

En esta línea, la analista Francisca Quiroga destacó que el binominal es un sistema excluyente, por lo que hay que optimizar la proporción, lo cual será potenciado con el aporte de nuevos parlamentarios independientes. “Tenemos una relación con un sistema excluyente, y asumir un sistema proporcional, sin estas variables que tiene el binominal. Considerando el nuevo Parlamento, con las nuevas fuerzas que se involucran, es interesante ver cómo la reforma al binominal sea una propuesta real y no sólo declarativa”.

El texto nace del acuerdo entre Democracia Cristiana y Renovación Nacional, sumado al apoyo de Nueva Mayoría para suprimir el guarismo. Ahora, el documento vuelve al Senado donde esperará su aprobación final, para luego definir el mecanismo de representación en la Cámara de Diputados, ya en el próximo período legislativo.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.