Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Astrid Espaliat: “La demanda peruana nos ha obligado a remirar las relaciones entre Chile y Perú”

En entrevista con el Semáforo, la abogada Astrid Espaliat, asesora del equipo jurídico chileno en La Haya, comentó las implicancias en la región de la disputa marítima con Perú. "No cabe otra que acatar el fallo", señaló la experta, quien ve esta instancia como la oportunidad de dar un ejemplo y demostrar que es posible "construir una realidad diversa”.

Diario Uchile

  Jueves 9 de enero 2014 18:50 hrs. 
la haya


Astrid Espaliat, académica de la Universidad de Chile y parte del equipo asesor de nuestro país en La Haya, conversó con Patricio López en el programa Semáforo sobre los posibles escenarios de la demanda marítima peruana, que se resolverá este 27 de enero.

La abogada explicó el trabajo detrás de la presentación de Chile ante la Corte Internacional y expresó que todos los equipos jurídicos de Cancillería de la región están preparados para reaccionar ante estas eventualidades, lo que no significa que cualquier estado deba tener un equipo establecido en el caso de ser demandados.

“Las Cancillerías tienen una labor sumamente importante que tiene que ver más bien con estrechar lazos, con ver posibilidades de nueva cooperación, entonces en ese sentido no me parece apropiado. Además, es un ejercicio bien ingrato esto de estar tratando de intuir si nos van a demandar o no, el ejercicio de la vía diplomática indica labores de cooperación, de negociación, una serie de otras tareas que me parecen mucho más relevantes que estar dedicando fondos y personas por si nos fueran a demandar”, expresó.

Para la experta, en el caso de producirse un fallo favorable a Perú, Chile no tendría más que acatarlo. “El fallo de la Corte Internacional de Justicia es inapelable, es un fallo definitivo. Y no somos los Estados Unidos para desacatar, hay algunos que dicen bueno, pero Estados Unidos no obedeció el fallo. Efectivamente, pero no somos los Estados Unidos, somos parte de una región que optó, desde el año 48, por soluciones de paz”.

A juicio de la experta en derecho internacional, lo que gana Chile al participar de estas instancias “no es un beneficio del tipo que miden los economistas, es un beneficio que tiene que ver con valores de paz, de seguridad internacional, de ser parte de una región que se ha caracterizado por su opción de paz. En ese sentido, creo que es muy claro el beneficio”.

“Los horrores que implica toda confrontación bélica fueron tan claros para la humanidad que, terminada la Segunda Guerra Mundial, suscribieron en la Carta de Naciones Unidas un compromiso de prohibir el uso de la fuerza en las relaciones internacionales. Y esa ha sido una directriz de la política exterior de Chile, de la región, y todo esfuerzo que se haga por evitar a las futuras generaciones los flagelos de una confrontación, son válidos”, agregó.

“La demanda peruana nos ha obligado a remirar las relaciones entre Chile y Perú y a partir de allí entender que podemos construir un futuro distinto”, dijo la jurista, respecto de las lecciones que nuestro país habría podido sacar del diferendo con Perú.

“También debiera ser una gran lección para la nación: Chile y Perú tenemos la oportunidad de mostrar a la región que es posible recurrir a la Corte Internacional de Justicia, solucionar una controversia y construir una realidad diversa”, concluyó.

Astrid Espaliat analizó también la demanda presentada por Bolivia ante la Corte Internacional de la Haya, la cual debería conocerse por completo en abril de 2014 y se basa en compromisos incumplidos del Estado chileno.

Una vez conocido el texto de la demanda boliviana, Chile tiene nueve meses para responderla, lo que sucedería en pleno gobierno de Michelle Bachelet.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.